Colaboradores

8 Dic 2013
Colaboradores | Por: Marcela Rascón

La brecha en el mercado laboral

Uno de los problemas más preocupantes de nuestro país es la brecha en el mercado laboral, ya que muchos de los jóvenes o personas que buscan formar parte de la fuerza laboral, se encuentran con varios obstáculos por no cumplir con el currículo que las empresas exigen. Esto afecta las tasas de desempleo, y aún más, el aumento de trabajo informal y precario, con el que las personas no pueden gozar de beneficios mínimos de ley, y que generalmente, son explotadas, recibiendo como compensación un mínimo de subsistencia.  Esta situación lleva, inevitablemente, a un aumento en las estadísticas de pobreza, por la falta de cobertura de las necesidades básicas, mucho menos se puede lograr un nivel suficiente de bienestar de la población en general. Pero también puede llevar a otros problemas igual de graves como el estancamiento de la productividad laboral, desincentivos para la continuidad en educación y capacitación, salarios bajos e insuficientes y todo esto repercute en el crecimiento económico a largo plazo.

Es evidente la existencia de una brecha de currículo, es decir, una diferencia entre las habilidades y conocimientos de la clase trabajadora y lo que algunas empresas exigen como requerimientos a cumplir para desempeñar un cargo. Este problema puede darse por muchas razones. Entre ellas: la desactualización de materias en las carreras universitarias; la falta de especialización; la poca innovación y reajuste para adaptarse a las nuevas necesidades de las empresas; insuficiente educación y falta de capacitación; poca o nula experiencia laboral; desmotivación para la continuidad de estudios como maestrías, diplomados, doctorados, etc.

El problema de El Salvador se debe a una situación de raíz, ya que la calidad del sistema educativo deja mucho que desear. Desde este punto de partida, es mucho más difícil cerrar esta brecha de currículo, ya que el capital humano salvadoreño no es, en términos generales, competitivo. Esta es una de las razones de la falta de interés de las empresas en invertir en el país, ya que la eficiencia de la fuerza laboral no representa mucha capacidad para los nuevos retos que afrontan las empresas. Lastimosamente afecta de manera negativa al crecimiento por el lado de falta de inversión y sus efectos asociados.

Adicionalmente, por el lado del bienestar de la población, tampoco se presenta un panorama favorable. Las personas se ven forzadas a aceptar trabajos temporales, informales y muchas veces, trabajos para los que no han estudiado (en referencia a algunos profesionales). Por lo que se puede observar un círculo vicioso en el que las mismas razones que provocan este problema del mercado laboral, son también resultado y se postergan a largo plazo.

Si bien es cierto que el gobierno tiene un gran reto para solucionar, de alguna manera, esta situación, no es el único actor clave. Empresas, instituciones educativas, la misma población de todas las edades debemos hacer un esfuerzo conjunto. Como sociedad, debemos fomentar una cultura de aprendizaje y desarrollo continuo, que los estudiantes no solamente estudien por una nota, sino que sean conscientes de que los conocimientos adquiridos repercuten en su productividad laboral y en la del país. Una cultura de capacitación y actualización de habilidades, que nos lleve a ser más competitivos como fuerza laboral. No es fácil llevar esta idea a toda la fuerza laboral de nuestro país que, muchas veces, ni siquiera tiene acceso a ciertos medios de información. Por eso, es de gran responsabilidad para aquellos que tenemos más oportunidades para acceder a fuentes de conocimiento, compartir, por lo menos, aquellas ideas que nos motivan a luchar por un mejor país.

Colaboradora de Medio Lleno

  • salva

    y para ti cual es la solucion?

    • Marcela Rascón

      Si lo pudiera decir en una palabra es educación, pero eso es muy amplio y con resultados a largo plazo. Sin embargo, tengo algunas propuestas a mediano plazo. Por ejemplo,
      -Algunas empresas: recurrir a sistemas de incentivos diferentes. Podría ser utilizar más compensación en base a productividad y resultados para exigir
      más capacitación y productividad por parte de los empleados.
      -Al Ministerio de educación e
      instituciones que promueven la educación y capacitación: promover más el
      acercamiento de estudiantes (niños y jóvenes) a empresas. Por ejemplo, se
      pueden implementar programas de visitas a empresas, promover pasantías,
      trabajos temporales, etc.
      – Al
      mercado laboral: mayor esfuerzo en capacitación personal y especialización.
      Generalmente las personas, una vez dentro del mercado laboral, dejan de
      adquirir ciertos conocimientos adicionales a su puesto de trabajo, no es suficiente la educación formal.
      – A
      las empresas en particular: promover más programas de preparación temprana. Otorgar más oportunidades a los jóvenes y personas sin experiencia, de
      realizar trabajos de entrenamiento en distintas áreas. Puede pensarse que esto
      implica un mayor costo para las empresas, sin embargo, se puede mejorar la
      productividad a mediano plazo y se puede
      lograr aumentos en la tasa de retención, lo que a largo plazo, compensaría
      cualquier gasto adicional. Además que, adaptarían a sus necesidades, las
      habilidades adquiridas por los empleados.
      Son algunos ejemplos.

      • salva

        Muy bien creo que una reforma educativa ayudaria mucho, por no decir una reforma constitucional, pero esque el problema Marcela no es con el que, sino por el como: ¿que puedes esperar de una sociedad polarizada como la nuestra?¿que se pongan de acuerdo?, todo lo que dices esta muy bien pero hay que ir mucho mas allá para mi se deberia comenzar con una reestructuracion de la base economica y social de nuestro pais, es decir empezar a creer en gente con un pensamiento difernete apostarle a algo y trabajar en base a ello..

14 Oct 2017
Hay cortinas de humo en la política salvadoreña
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hay cortinas de humo en la política salvadoreña

8 Oct 2017
¡Asegurate!
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¡Asegurate!

7 Oct 2017
Seamos dueños responsables, no al maltrato animal
Colaboradores | Por: Diana García

Seamos dueños responsables, no al maltrato animal

1 Oct 2017
¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?