Colaboradores

9 Feb 2014
Colaboradores | Por: Orlando Pineda-Alarcia

La Autodefensa una triste realidad no muy lejos de aquí

Los latinoamericanos estamos acostumbrados a ver noticias día a día sobre los hechos destructivos que realizan los distintos grupos delictivos alrededor de nuestra comunidad. Me refiero justamente a Latinoamérica ya que El Salvador no es el único país con problemas latentes de extorsiones, violaciones, secuestros y “rentas“.

Un ejemplo actual reside en la ciudad de Tierra Caliente en Michoacán, México. Esta localidad ha sufrido los últimos 14 años un gran numero de atrocidades por parte de la mafia local conocida como “Los Caballeros Templarios“ actualmente uno de los carteles más poderosos y sanguinarios de México.

A pesar de lo ya mencionado, la policía federal y las entidades de gobierno no han detenido ni a un solo líder de dicho grupo en los últimos años, por lo cual los ciudadanos han tomado las riendas y han formado la “Autodefensa“, un grupo de civiles altamente armados en busca de su propia protección.

Michoacán está en guerra: esa es la triste realidad que deben de escuchar en estos momentos mujeres, niños y cualquier persona que hace unos días vivía tranquilamente. Los integrantes de la Autodefensa no son soldados, guerrilleros ni poseen alguna estrategia militar; muchos de ellos son agrónomos, doctores, maestros y empresarios que lo único que buscan es tranquilidad y paz para sus familias después de tantos años de abuso y violación. La Autodefensa ha logrado sacar de su territorio a más de 30 presuntos integrantes de Los Caballeros Templarios en la última semana. Sin embargo, el gobierno ha arrestado y herido tanto a los civiles que conforman las patrullas como a los delincuentes, y actualmente han fallecido mas de 30 personas en esta lucha.

Esta es una lamentable realidad que no debe ser ignorada ya que es una verdad cotidiana para muchas personas tanto en nuestra región como alrededor del mundo. Debemos prevenir estos hechos y exigir a los gobernantes nuestra seguridad por la que deben de velar, y aunque en nuestro país el problema delincuencial no se manifieste de una manera tan latente como la anterior y existen “negociaciones”” que claman ser por el bien del pueblo, no significa que no hayan personas que pasen por situaciones como éstas a diario, ¿qué está haciendo el estado verdaderamente para defendernos?

La solución jamás será pactar y rendir cuentas a las personas que son partícipes de estos actos delictivos sino más bien reivindicar a las mismas demostrando una oportunidad ¡real! con la cual puedan salir adelante de una manera mucho más efectiva que en su vida actual. Los delincuentes puede ser educados al igual que todos nosotros; sin embargo, la falta de apoyo a estas ideologías es algo que permanece como una opción de menor valor dándole más importancia a “treguas” con favoritismo político. Mientras tanto, en México, muchos quedamos de espectadores mientras otros no saben que les ampara el mañana en esta guerra.

*Colaborador de MedioLleno 

  • Pedro Navaja

    Que artículo más medriocre: Mal planteado, investigado, por no decir; escrito.
    Habia mucho que decir, sobre este tema, y se hizo de una forma tan mediocre.

28 May 2017
Estas son las turbas pagadas por los tiranos
Colaboradores | Por: Juan Carlos Rivas

Estas son las turbas pagadas por los tiranos

28 May 2017
Cuando la educación es mercancía
Colaboradores | Por: Ricardo Corado

Cuando la educación es mercancía

27 May 2017
Unidos somos azules
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Unidos somos azules

27 May 2017
Desde El Salvador: carta a Leopoldo López
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Desde El Salvador: carta a Leopoldo López