Colaboradores

15 May 2016
Colaboradores | Por: Miguel Monterrosa

La alienación de la sociedad esperando a un mesías político

Todos los días veo en redes sociales la expresión del pueblo salvadoreño ante los problemas que suceden en el país, y la mayoría por no decir todos le echan la culpa en su totalidad a un gobierno o un gobernante.

Pero nadie se detiene a pensar si nosotros estamos en un error ideológico como sociedad y muy pocos lo logran ver. Es más fácil engañar a un pueblo que desengañar a todo un pueblo, y esto se da por que las decisiones como clase dominante someten “sus ideas ante nuestras ideas”. Y la cual siempre nos han vendido la idea que el gobierno en funciones y sus funcionarios son los que resuelven los problemas, lo cual es totalmente falso, ellos son simples administradores, que si bien es cierto son puestos por el pueblo y también su salario sale de los impuestos del pueblo y se aprueban en caso en las votaciones de primer grado, ellos solamente administran los bienes del estado. Y en la mayoría de casos ellos administran más los intereses de una clase dominante la cual rige las esferas del estado y rumbo del país.

Es mucho más fácil pasarle la papa caliente a otro que asumir una responsabilidad, y eso es obvio ya que así se educó a los ciudadanos. Hace varios años uno de los presidentes más emblemáticos de Estados Unidos (John F. Kennedy) dijo estas palabras: “no te preguntes que puede hacer el país por ti, más bien pregúntate, que puedes hacer tu por el país.” Y es que los países que lograron desarrollarse bien aplicaron bien este pensamiento sobre su sociedad, países como Alemania, Francia, Canadá, Rusia entre otros entendieron que esto, es imperante para el bienestar social. Y las dimensiones de geografía no tiene nada que ver con eso, si no a las ideologías sociales, filosóficas, políticas y participación ciudadana se incluyeron a estos principios, un claro ejemplo de que la geografía no tiene nada que ver es ISRAEL. Este país mide (20.770 km²) un poco menos de lo que mide El Salvador (21.040 km²), Israel es una potencia, son tan productivos que hasta pueden hacer cultivos en medio del desierto. Pero de donde parte todos esos logros, va desde entender que como sociedad necesitamos subsistir de manera colectiva y lo cual es determinante para un país.

Comenzando con una educación de calidad y de competencia a nivel internacional, la cual lleva en si los valores de la responsabilidad y el compromiso social, muchas de las cosas que se dan como el deterioro de los valores morales y civiles inician desde los hogares, que como todos sabemos la casa es la primera escuela en la vida del ser humano, y esos valores morales se dejaron de lado hace mucho tiempo, valores como el compromiso, la responsabilidad y el respeto han pasado de largo. Y como suele suceder la mayoría de veces se culpa al sistema educativo, pero nadie se detiene a pensar si como ciudadanos estamos cumpliendo un rol importante dentro de nuestras comunidades. Vivimos como simples creyentes de que vendrá un político y será como un mesías que resolverá todos los problemas de nación, pero se olvidan que ese político siempre será un administrador, y que los problemas sociales siempre los resolverá con política. Cada ciudadano es responsable de hacer su propio aporte a la sociedad iniciando desde su propia casa. Antes de que existiera gobiernos fue la familia y si la familia es la base de la sociedad pues comencemos desde nuestras bases para cambiar nuestra propia historia.

¿Que podemos hacer ante esta tragedia? Comenzando con dejar de ser dependientes y ser más participativos, que las ideas sean no solo de cambio si no de transformación, ya que cambiar es algo básico y a veces vacío, pero una transformación es más profunda y fuerte en la cual todas y todos podemos ser partícipes. El problema de estar en una sociedad dormida nos hace entender que si no despertamos de este largo sueño de apatía de participación en la sociedad, siempre estaremos en una banda sin fin teniendo las mismas pesadillas sociales.

19 Feb 2017
Es más fácil ser pobre
Colaboradores | Por: Benjamin Marcía

Es más fácil ser pobre

19 Feb 2017
¿Y para ti qué precio tiene el amor?
Colaboradores | Por: Karen Rivas

¿Y para ti qué precio tiene el amor?

18 Feb 2017
No se debe encubrir la verdad para salvar pellejos políticos
Colaboradores | Por: Diana Chavéz

No se debe encubrir la verdad para salvar pellejos políticos

18 Feb 2017
Una relación consumista
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Una relación consumista