Colaboradores

18 Ene 2014
Colaboradores | Por: Andy Failer

Jóvenes indecisos

En las redes sociales me he podido percatar de que se están multiplicando los comentarios y referencias hacia los candidatos en contienda electoral, sobre todo por parte de los jóvenes, cargados de signos de preocupación y cada vez menos motivados a concretar su voto. En la medida en que los jóvenes, junto con sus críticas y preocupación, generan un ambiente indeciso que se refleja en las encuestas, y tras un “debate” cuyo formato fue muy cómodo para los candidatos, podemos decir que los jóvenes no estamos motivados por parte de quienes pretenden gobernar el país, aunque estamos conscientes de la responsabilidad colectiva que requiere nuestra democracia.

Tras la importancia de emitir el sufragio y con pocas o nulas posibilidades de creer en las propuestas de los candidatos presidenciales, es claro que debemos de elegir, y es triste no poder elegir por alguien en quien creamos o confiemos, nos toca conformarnos e inclinarnos por el mal menor. Esperemos que en las elecciones de 2015 para diputados y alcaldes, el panorama cambie, que se muestre más atractivo y complaciente ante los jóvenes, quienes ya planteamos nuestra postura ante la deficiencia política que existe actualmente. Entonces sí, será el momento de desear un verdadero cambio, de exigir un nuevo grupo de políticos que impulsen los indicios de mejoría.

 Dejémonos de rodeos, para dejar de creer completamente en los actuales gobernantes, antes necesitamos creer en que otros pueden gobernar mejor y eso aún no ha pasado. Es más que evidente un alto grado de desconfianza, completa insatisfacción por la poca vitalidad del estado. Es necesario ver nuevos y frescos rostros dentro del ambiente político,  más en estos tiempos de crisis, que también requieren de soluciones creativas e innovadoras, no de ideas engavetadas que hunden cada vez más al país.

Es entendible la justificación e indiferencia que los jóvenes muestran frente a las elecciones, esto definitivamente depende de la incapacidad y  la desconfianza que generan los candidatos. Y también de la dejadez de los partidos políticos que han permitido que los incapaces ocupen una candidatura tan importante. Y creo que a todo esto hay que agregar el aporte de los medios de comunicación públicos, que no precisamente han desempeñado un rol de informar con precisión y claridad democrática. Todos son, a mi criterio, factores que explican este desanimo de los jóvenes por votar.

Del siguiente ocupante de la silla presidencial van a depender varias respuestas ante muchas preguntas, que no solo los jóvenes se hacen, sino la población entera. Cabe mencionar tres que son clave en el desarrollo y futuro de nuestro país: ¿Tendré trabajo? ¿Tendré atención médica de calidad si me enfermo? ¿Mis familiares, amigos y yo estamos seguros en las calles? Dichas respuestas deben venir cargadas de soluciones y acciones; para ello necesitamos  cimentar en la cultura política, con determinación, coherencia y constancia, transformadoras ideologías democráticas que no vayan en contra de la lógica e inevitable responsabilidad para con el pueblo. Los jóvenes exigimos una mejor cultura política y líderes preparados para gobernar.

*Colaborador de MedioLleno

26 Mar 2017
Centroamérica produce mucha comida, pero siempre se muere de hambre
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Centroamérica produce mucha comida, pero siempre se muere de hambre

26 Mar 2017
¿Qué significa en realidad ser anti sistema?
Colaboradores | Por: Melvin Mejía

¿Qué significa en realidad ser anti sistema?

25 Mar 2017
El poder de permanecer
Colaboradores | Por: Benjamin Marcía

El poder de permanecer

25 Mar 2017
¿Será El Salvador el próximo fracaso de la izquierda en América Latina?
Colaboradores | Por: Cristian Clavel

¿Será El Salvador el próximo fracaso de la izquierda en América Latina?