Colaboradores

3 Jun 2017
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¿Festival del Buen Vivir?

“En el país tenemos que construir felicidad, aunque les parezca a ustedes un sueño, no debemos perder la voluntad de ser felices. Una sociedad que no tiene esperanza y que no busca la felicidad es un pueblo sin futuro”, dijo una vez el presidente Salvador Sánchez Cerén.

Hace poco, tuve la oportunidad de informarme un poco más sobre esta actividad que fue fundada en el año 2012, que inició con pequeñas jornadas médicas dirigidas a comunidades de escasos recursos económicos. Hoy en día, este programa ha llegado a tener un fuerte impacto en nuestra nación, porque las familias participan en eventos deportivos y tiene la oportunidad de recrearse en actividades culturales.

Pero, ¿por qué no podemos vivir a diario un “festival del buen vivir”?

Muchas veces nos preguntamos ¿por qué no apreciamos los programas sociales que impulsa nuestra presidente y solo nos enfocamos en las cosas negativas? Entonces, se hace hincapié en la falta de medicinas en pequeños centros de salud; podemos ver la falta de herramientas para impartir una mejor educación o, mejor dicho, para desarrollar los planes de estudio, en las escuelas de los más remotos cantones.

Este festival menciona “que se cuenta con la participación de diferentes carteras de Estado e instituciones”, pero ¿es realmente una realidad o un mito?

Personalmente, creo que este proyecto impartido por nuestro presidente es algo muy positivo, pero ¿por qué no implementar esa felicidad en comunidades catalogadas o mapeadas como lugares de alto índice de peligrosidad, empezando por capacitación o un rearme moral a los jefes de hogares ubicados en esas zonas? ¿Por qué no comenzar la capacitación en valores cívicos y morales de la temprana niñez? Con lo cual, tendremos a futuro una formación generacional con alto grado de valores.

Así mismo, durante el programa “Gobernando con la Gente”, el presidente dijo que “en estos tres años el gobierno ha invertido en la parte social alrededor de $7 mil millones de dólares, una cifra enorme”.

Sin temor a equivocarme, considero que este tipo de programas, implementado por el gobierno es de invaluable ganancia y nosotros como jóvenes debemos aportar ideas, y no solo eso, sino accionar, para que los salvadoreños no solo tengamos una mañana de “un buen vivir” todos los domingos, sino una vida de un buen vivir.

22 Sep 2018
Una reflexión sobre la educación
Colaboradores | Por: John Guzmán

Una reflexión sobre la educación

16 Sep 2018
El Capital Social
Colaboradores | Por: Rodrigo Mundo

El Capital Social

8 Sep 2018
Por qué las mujeres tienen menos acceso a la justicia
Colaboradores | Por: Claudia Umaña

Por qué las mujeres tienen menos acceso a la justicia

2 Sep 2018
Aborto, privatizador del cuerpo de la mujer
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto, privatizador del cuerpo de la mujer