Colaboradores

26 Abr 2014
Colaboradores | Por: Abner Alvarenga

¡Excesos indignantes en la Asamblea Legislativa!

Los padres de la patria gastaron 157 mil 375.28 dólares durante sus sesiones de trabajo, entre abril y diciembre de 2013, según una publicación de La Prensa Gráfica. Es decir, por cada almuerzo que un diputado de la junta directiva consume tiene un valor aproximado de 29.75 dólares, mientras que un refrigerio 8.25 dólares, cuyos costos provienen de nuestros impuestos. Datos que a la vista de cualquier ciudadano son sorprendentes dado que la economía de las familias salvadoreñas no pasa por su mejor momento.

Diputados y diputadas, en especial a los de la junta directiva, ese excesivo gasto es indignante para cualquier ciudadano que se despierta cada día muy temprano para ir a trabajar y obtener un sustento para sus familias. Es indignante para aquel que día a día arriesga su vida ante la grave situación delincuencial que se vive, para aquel ciudadano que vive en zozobra porque no tiene cómo pagarle la renta a los mareros. Es indignante también para aquella madre que queda intranquila porque no sabe si sus hijos regresarán con bien a casa.

Lo es también para mí y para todos los jóvenes salvadoreños darnos cuenta de que nuestros “padres de la patria” se recetan tanto dinero para su alimentación, cuando su salario ronda los 4 mil 854.30 dólares, y que aun así no se pongan su mano a la conciencia y realicen estos excesos cuando irónicamente se dice que la Asamblea cuenta con un programa de austeridad, y teniendo en cuenta que el salario promedio de un salvadoreño común es de 242.40 dólares. Con esa cantidad tiene que sobrevivir una familia durante un mes y que muchas veces son de hasta seis personas, que su almuerzo ronda hasta los 0.50 centavos de dólar y que no ajustan para un refrigerio.

Como joven les hago un llamado, diputados y diputadas, a que reflexionen y se pongan la mano a la conciencia. Asimilen que los salvadoreños queremos hechos no más palabras. Se necesita una Asamblea honesta, transparente, que defienda los intereses del pueblo antes de los suyos propios.

Señores diputados, deben entender que la Asamblea Legislativa necesita una transformación profunda, que incluya UN VERDADERO PROGRAMA DE AUSTERIDAD así como también una dignificación total que regenere la imagen que se tiene de este importante Órgano de Estado. Pero para ello se necesita que todos los partidos políticos representados adopten una suficiente madurez política para crear consensos que beneficien a la población en general.

15 Jul 2018
Reciclemos, pero no políticos
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Reciclemos, pero no políticos

14 Jul 2018
Las consecuencias de nuestras malas decisiones
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Las consecuencias de nuestras malas decisiones

10 Jul 2018
La Verdadera Pobreza de El Salvador: ¡La falta de Empatía!
Colaboradores | Por: Alexandra de Sola

La Verdadera Pobreza de El Salvador: ¡La falta de Empatía!

8 Jul 2018
La herencia constitucional de la Sala saliente
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

La herencia constitucional de la Sala saliente