Colaboradores

28 May 2017
Colaboradores | Por: Juan Carlos Rivas

Estas son las turbas pagadas por los tiranos

Se define como “grupo de choque” al conjunto de personas, generalmente, contratadas por el Gobierno para provocar a los huelguistas, e iniciar desastres, con el objetivo de desacreditar y satanizar ante la opinión pública a los que exigen sus derechos. Muchos sociólogos las definen como turbas pagadas por los tiranos para reprimir de forma violenta, destruir negocios e intimidar a las personas que se manifiestan de forma pacífica y constitucional.

En países como México el estudio del fenómeno se concentra en la población universitaria. Estos grupos persiguen distintos intereses particulares, sean políticos o económicos al recurrir a la violencia organizada y realizar actos de vandalismo, asalto, extorsión económica y golpizas sistemáticas. Por lo general, se asilan en las instituciones estudiantiles y la mayoría tiene matrícula de inscripción universitaria, y son aquellos estudiantes que nunca pasan de año. En el caso de El Salvador, el fenómeno se ha observado desde siempre en las aulas del principal centro de estudios, la UES.

Así mismo, son personas que provocan a otros para obtener una reacción violenta. Estos se encuentran en marchas, mítines y protestas políticas, e incluso en actos deportivos. Y por supuesto, los actos vandálicos que cometen quedan en la impunidad, ya que muchos forman parte de las estructuras directivas de los partidos políticos, en su mayoría de izquierda. También, en casos más extremos, estos grupos se encargan del narcomenudeo dentro de sus instituciones; haciendo lo mismo, pero sin ejercer directamente la violencia.

En El Salvador, estos grupos han existido desde los días del conflicto armado, pero ahora en han reaparecido, con mayor incidencia, a partir del gobierno del expresidente Funes, generando caos en las marchas sindicales o  las de la población salvadoreña. Para poner un ejemplo, en las hechas para conmemorar el “Día del Trabajo”, donde se cometen actos vandálicos contra la propiedad privada y los medios de comunicación, por mencionar algunos afectados. Ante esto, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, ha declarado que solo es una campaña de los medios o de la oposición para “desestabilizar al su gobierno”.

La realidad es que el partido ARENA denunció a estos grupos atentando contra la CSJ, justo después de las resoluciones de los magistrados de la Sala, esas que afectan a los intereses del Gobierno. El objetivo, según el partido tricolor, es destruir su independencia. Hay muchos casos donde se utiliza a falsos universitarios para crear desórdenes y desestabilización, quiénes escondidos detrás de pañoletas, pancartas, banderas rojas y gritando consignas, se presentan a todas las actividades en contra de lo que piensa o desea hacer el gobierno y, según consta en los archivos de los medios de comunicación, actúan para provocar violencia.

Pero, ¿Por qué estudiantes universitarios? ¿Que no se supone que en dichas instituciones se forman profesionales en pro del progreso del país y la sociedad? La respuesta está en la misma enseñanza de la política y la sociología, donde los teóricos pasan de las aulas a la práctica de una política confrontativa, en lugar de participativa. Esta es una de las razones del porqué existen bloques políticos de izquierda al interior de la UES, cuando deberían de existir grupos de estudio e investigación.

¿Es acaso la esta universidad una escuela de vándalos, activistas o paramilitares? ¿En qué posición quedan los estudiantes honrados que buscan aprender y  salir adelante? ¿Es justo que estos grupos desestabilizadores operen con impunidad?

Todo obedece a la práctica de una política mediocre que manipula a nuestra juventud. ¿Hasta qué punto las autoridades educativas permiten o tienen incidencia en el fenómeno? Al final, los grupos de choque solo son criminales disfrazados de estudiantes que sirven a intereses de un régimen; ese que pretende crear un sistema totalitario, donde el daño a la propiedad privada parece ser solo un método, pero nunca un delito.

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN

25 Nov 2017
No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales

19 Nov 2017
La vida de un animal en El Salvador
Colaboradores | Por: Alejandra Machado

La vida de un animal en El Salvador