Colaboradores

25 Sep 2014
Colaboradores | Por: Denis Villalta

¿Estará bien estructurado el sistema educativo de nuestro país?

Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida y es muy difícil que lo engañen”. José Mujica, presidente de Uruguay.

Hablar del sistema educativo de nuestro país en la actualidad es muy crítico, teniendo en cuenta que no se han obtenido los resultados esperados y nuestra sociedad no refleja la educación impartida. Pero este problema no es nada nuevo. Se viene dando año con año, gobierno tras gobierno. Este es un problema que ni los gobiernos de derecha pudieron solucionar y, en la actualidad, la izquierda sigue sin hacerlo. Esto evidencia que más allá de sus ideologías de ayudar y mejorar la calidad de vida de la sociedad, no han sido capaces las dos fuerzas políticas de hacer cambios en el sistema educativo.

Se necesitan cambios que puedan lograr que la educación sea de calidad en todos los centros educativos del país; cambios para que los niños pobres dejen de ser pobres intelectualmente porque no hay peor pobreza que la intelectual. Cambios que busquen la satisfacción personal más allá de buscar un trabajo; cambios urgentes porque todos ven el problema, pero pocos toman acción para combatirlo. Este problema no se solucionará con hacer críticas, pero pongo un ejemplo muy claro que demuestra que este modelo de educación no está dando los resultados esperados. Hablo sobre la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media (PAES).

Pero ¿por qué digo esto? Porque es alarmante que el promedio nacional de la PAES para el año 2013 fuera de 5.3 y más alarmante es el promedio nacional para el sector público con un 5.12 y el promedio del sector privado para el mismo año fue de 5.81, lo que muestra una diferencia de 0.7 sobre el sector público, según datos del Ministerio de Educación. Es preocupante porque muy pocos buscan maneras de reformar el sistema para que la educación sea de calidad para todas las clases sociales del país. Este problema no solo involucra al sector público, sino también al sector privado.

Si este mismo modelo de educación se sigue implementando por más tiempo, sin hacer cambios, nuestro país seguirá igual: poco desarrollo económico, social y político, porque ya tenemos frutos de este modelo educativo. ¿Cuántas generaciones han sido graduadas bajo este modelo y los resultados todos los sabemos? La realidad del país cada vez se hace más crítica, ya sea por falta de empleo o por inseguridad. Sin embargo, si algo es claro es que si este modelo educativo se sigue implementando el pueblo seguirá engañado, pisoteado y sus derechos arrebatados por unos pocos.

Hay que hacer cambios lo más rápido posible. Hay que hacer grandes cambios ahora para obtener grandes frutos en el futuro, porque la educación es la mejor arma que se le puede dar a una sociedad. Como dice José Mujica, presidente de Uruguay: Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida y es muy difícil que lo engañen.  

Más que un llamado de atención también es un llamado de conciencia para actuar y así tener un mejor El Salvador entre todos.

 

 

23 Jul 2017
¿Son coherentes nuestros políticos?
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿Son coherentes nuestros políticos?

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar