Colaboradores

8 Jun 2014
Colaboradores | Por: Óscar Peraza

¿Estado fallido o sociedad fallida?

Ante la escaza eficacia de las políticas de seguridad impulsadas por el gobierno pasado, muchos se han atrevido a hablar de un Estado fallido. Creo que quien está fallida es nuestra misma sociedad.

Por: Óscar Peraza
Twitter: @oscarjm_peraza

Las pandillas han superado a la policía en todos los aspectos. Alguien podría decir que en recursos no, pero relativamente podría asegurar que sí porque con lo poco que tienen en armas y vehículos hacen más daño a la población e incluso a la misma policía. Es imposible que los miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) o la Fiscalía General de la

República (FGR) superen a los pandilleros cuando tienen asesores que no son pandilleros. Es irónico. Pero ojo, tampoco estoy diciendo que hay que hacer autoridades a los ex pandilleros. ¿Aún no saben qué quiero decir con esto? Pues significa que no hay peor cuña que la de su propio palo. La fiscalía y policía deberían rodearse de asesores que de verdad tengan información desde adentro de esos círculos o con base en interrogatorios en profundo a los pandilleros. Hay que estudiar su filosofía, su cultura, sus medios, sus costumbres, su forma de actuar y hablar, entre otros aspectos.

Antes de formar un equipo que recabe información puramente de inteligencia, esos agentes tienen que pasar por un filtro ante sicólogos, siquiatras y de personal que los evalúe, quienes también deben tener alguna calificación y conocimiento altos sobre el tema. Estos agentes deben demostrar y aplicar su inteligencia.

Es bien fácil decir y opinar y pensar en dar soluciones, pero no solo es eso señores. Mientras no conozcan el problema de raíz y no lo hayan evaluado no encontrarán soluciones acertadas.

Mientras las autoridades no reconozcan que los deficientes son ellos, esto no tendrá solución. Existen siete programas diarios de televisión nacional que llevan a panelistas expertos en leyes y en seguridad, inclusive a autoridades que solo llegan a darles insumos a los pandilleros para hacer las correcciones respectivas de cómo delinquir.

Hay muchos oficiales que por llenar su ego dicen o revelan cosas que no deberían hacerlas públicas por medio de la televisión o los medios de comunicación, pero por su inseguridad personal y ese deseo desmedido de figurar les hace decir cualquier secreto que puede ser de gran ayuda en la manera de delinquir que realizan los pandilleros. Aunque no lo creamos, estos violadores leen por ley todos los periódicos y miran todos esos programas de televisión, pues deben estar informados de todo lo que acontece a en nuestro país. Así que la culpa no es del todo de los pandilleros. La culpa, en gran parte, es de las mismas autoridades de seguridad del país, que pasan más tiempo dando declaraciones o figurando en los medios, que ideando buenas estrategias para atender los graves problemas de inseguridad que vive la sociedad salvadoreña. Ante la escaza eficacia de las políticas de seguridad impulsadas por el gobierno pasado, muchos se han atrevido a hablar de un Estado fallido. Pero realmente creo que quien está fallida es nuestra misma sociedad, porque no exigimos. Solo nos hemos acomodado a esperar nos resuelvan las cosas. Tenemos que unificarnos como salvadoreños y como sociedad civil. Debemos organizarnos y demostrar El Salvador somos todos y que nos necesitamos mutuamente, no saldremos de nada mientras no nos tomemos de las manos y halemos hacia un mismo lado. 

 

15 Jul 2018
Reciclemos, pero no políticos
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Reciclemos, pero no políticos

14 Jul 2018
Las consecuencias de nuestras malas decisiones
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Las consecuencias de nuestras malas decisiones

10 Jul 2018
La Verdadera Pobreza de El Salvador: ¡La falta de Empatía!
Colaboradores | Por: Alexandra de Sola

La Verdadera Pobreza de El Salvador: ¡La falta de Empatía!

8 Jul 2018
La herencia constitucional de la Sala saliente
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

La herencia constitucional de la Sala saliente