Colaboradores

19 Feb 2017
Colaboradores | Por: Benjamin Marcía

Es más fácil ser pobre

Una frase que suele utilizarse en motivación es “si fuera fácil, todos lo harían” y esto resulta cierto en muchas áreas; pero ¿será aplicable para tener dinero?

La mayoría de personas son pobres, mientras que solo una pequeña parte de la población tiene buenas condiciones económicas. Este tema presenta complejas circunstancias, que sumergen a los pueblos en la pobreza, sin embargo, aunque no poseamos un Nobel de Economía, comprendemos fácilmente que las condiciones que generan pobreza en ciertas regiones de África, no son las mismas que para Latinoamérica.

En ese caso, reflexionemos el porqué de la pobreza en El Salvador y aunque no pretendo solucionar el problema, será un enfoque sobre el verdadero problema y podría destruir un par de ideas erradas que rondan por ahí.

Mike Todd, productor de cine, dijo alguna vez “nunca he sido pobre, solo he estado sin dinero. Ser pobre es un estado mental, mientras que no tener dinero es un estado temporal”.

Esta frase destruye el significado que la pobreza es meramente la falta de dinero, sino que se concibe al dinero como un medio, no como un fin; por ejemplo, podemos preguntarle a alguien ¿para qué quieres dinero? Las respuestas pueden variar de persona a persona, pero si seguimos preguntando y buscando un para qué, probablemente terminemos con una respuesta parecida con “para ser plenamente feliz”. Esto nos complica el panorama, ¿acaso el dinero es sinónimo de felicidad?

Las personas que obtienen felicidad a través del dinero, seguramente disfrutarán un tiempo, pero luego se encontrarán con un sentido de vacío interior. Esto se asemeja a los que obtienen su éxito al mentir, defraudar o sacrificar aquello que es verdaderamente importante; al final, se sentaran en el cómodo sillón del éxito, pero un enorme abismo inundara su ser.

Cuando no somos felices con lo que tenemos ¿quién nos asegura que estaremos felices al tener más? La inconformidad y la ambición son hermanas, que no se llenan con nada, por lo que la felicidad no debe consistir en los bienes que se poseen. Ahora, no es este un llamado al conformismo y al no desear estar en mejores condiciones, pero debemos entender que no triunfamos para ser felices, sino que triunfamos porque somos felices y eso, ya es el mayor triunfo.

No obstante, volvamos a la idea central ¿existirán más pobres en nuestro país? ¿Por qué es más fácil serlo? “Ser pobre es algo mental”, dice Todd. ¿Estaremos condicionados mentalmente para ser pobres? Creo que somos pobres, porque aprendimos muy bien a serlo y no somos capaces de producir dinero, porque nadie no enseño cómo. Verás que no todos los ricos nacieron siéndolo, alguien tuvo que comenzar, alguien tuvo que aprender a producir dinero y luego le enseño a sus descendientes.

El tremendo error de los pobres es criticar a los ricos. El gran Abraham Lincoln decía que si ves a un hombre tener una gran casa no te enojes, ni lo critiques, sino que debes alegrarte pues él es hombre como tú y si él pudo tú puedes. El que es rico por medios viles, claro que debe ser repudiado, sin embargo, el que de buena forma logró prosperar debe ser admirado, y más aún, imitado.

¿Por qué somos pobres? Porque es más fácil criticar que aprender, porque es más fácil decir “es un ladrón”, que reconocer que otro, como nosotros, se esfuerza y es inteligente; porque es más fácil cobrar un salario, que correr un riesgo, pues es más fácil permanecer en la “zona de confort”, que afrontar el riesgo de la inversión. Y cuando digo “confort”, no me refiero a que el pobre no se esfuerza, ¡claro que lo hace! Porque si hay alguien trabajador, ese es el salvadoreño, pero, trabaja mucho con el cuerpo y poco con la mente. Trabaja como burro, pero también como burro malgasta porque el esfuerzo no es nada sin inteligencia, buena administración y riesgo.

El ganador del premio Nobel de Economía, Amartya Sen, define la pobreza como “la privación de capacidades básicas y no meramente como la falta de ingresos, que es el criterio habitual con el que se identifica la pobreza”. Pobreza es igual a la falta de capacidad, y uno se capacita aprendiendo, es ahí donde toma importancia la educación. Aunque no hablo del débil sistema educativo de las escuelas en El Salvador, sino de una educación integral y dentro de esta, esa técnica que nos dé capacidades para producir.

Tristemente, nuestro país es pobre porque no tiene capacidad y no la tiene porque no quiso aprender, sino que se dedicó a criticar; no tiene capacidad de ahorrar, ni de controlar sus impulsos consumistas y menos aún de emprender, crear o producir.

Es más fácil exigir un salario, que producir uno; es más fácil gastar la mente en redes sociales, que nutrirla de libros; es más fácil comprar, que ahorrar y nuestro ahorro, no es más que acumular dinero por un breve tiempo para gastarlo en algo más caro. Ahorramos para gastar, no para producir y es más fácil dormir hasta tarde, que aprovechar cada hora; es más fácil culpar al gobierno de turno, que a nuestra incapacidad.

Requiere humildad reconocer el error, requiere valentía correr el riesgo, requiere disciplina alcanzar la meta, requiere sacrificio obtener el premio y requiere constancia, aprender. Sin duda progresar honestamente requiere un esfuerzo que pocos están dispuestos a realizar, por lo tanto en una gran mayoría de persona, es más fácil ser pobre.

  • Angel Ayala

    Muy bueno, sigue así Benjamín!

16 Dic 2017
El Salvador para este 2018
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

El Salvador para este 2018

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN

25 Nov 2017
No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales