Colaboradores

18 Nov 2017
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Es hora de actuar por el TPS

Ante los recientes eventos con la renovación del TPS para Honduras y la cancelación del mismo para Nicaragua, es necesario que pensemos seriamente que es lo que debe hacer el gobierno de El Salvador para que el que beneficia a nuestros compatriotas no corra el mismo destino, que el de los nicaragüenses.

El TPS beneficia a cerca de 20 mil salvadoreños para que puedan vivir, trabajar y desarrollarse en los Estados Unidos, junto a sus familias, por lo que la cancelación de ese beneficio, por parte del gobierno dirigido por Donald Trump, implica una serie de factores que deben tomarse muy en serio. Este es un problema real y afecta de igual forma a los salvadoreños que viven en ese país, como a los que vivimos dentro de nuestras fronteras.

El primer problema inmediato, en caso que se cancele el TPS para nuestros correligionarios, es que se verán forzados a separarse de sus hijos, esposas y padres, por lo que de entrada implica una seria amenaza de desintegración familiar para muchos hogares. Por otra parte, el segundo problema que sería casi inmediato sería la pérdida de empleos masiva que sufrirán todos aquellos compatriotas, que actualmente gozan del TPS.

Hablando de consecuencias inmediatas, ¿Qué hará el gobierno de El Salvador si deportan a cerca de 20 mil salvadoreños? ¿Qué le sucederá a la economía de nuestro país, sin las remesas que esos salvadoreños envían a sus familiares a nuestro país? Si actualmente hay una fuerte crisis laboral en El Salvador, ¿Qué hará el gobierno con esa cantidad de personas que necesitarán un empleo, si no puede cubrir toda la demanda laboral?

Todas son preguntas serias y que no tienen una respuesta fácil que pueda darse, ni que pueda dar algún tipo de optimismo en caso que el Gobierno de los Estados Unidos cancele el TPS para El Salvador en enero próximo.

A diferencia de muchos de los problemas que surgieron en la política nacional en los últimos meses, este resulta en un verdadero desafío para los responsables de la política internacional para nuestro país, probablemente sea el más grande en el último lustro. Sin embargo, esta vez será diferente, ya que si bien en muchas ocasiones hemos logrado hacer “lobbie” en situaciones similares para lograr beneficiarnos con concesiones, permisos o consideraciones internacionales, la inestabilidad institucional que muestra el gobierno puede jugar en contra nuestra.

Muchos de los políticos que generalmente usan noticias como esta para hacer proselitismo, no podrán hacer lo mismo esta vez; el problema es demasiado real y grave como para que se intente ganar votos, sabiendo que solo una buena estrategia o una excelente gestión diplomática pueden salvar el estatus migratorio de esas familias. Es por lo anterior que es prudente pedirles a los políticos que salvo que puedan hacer algo que concretamente pueda ayudar, se abstengan de realizar comentarios proselitistas en público, por el bien de nuestros compatriotas que actualmente viven con una gran angustia ante la inseguridad migratoria que podrían vivir a inicios del 2018.

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN

25 Nov 2017
No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales

19 Nov 2017
La vida de un animal en El Salvador
Colaboradores | Por: Alejandra Machado

La vida de un animal en El Salvador