Colaboradores

7 May 2017
Colaboradores | Por: Joyce Hernández

En una verdadera democracia, todos somos políticos

Hoy en día, hablar de política se vuelve un término que genera confrontación en su significado y en la aplicación de la misma. Y, es que en la realidad, es difícil poder relacionar importantes valores humanos como la ética, con la política.

La ética, más allá de un valor humano, es una ciencia que estudia la moral y determina cómo deben actuar los miembros de una sociedad. La falta de ética en cualquier ámbito es un problema que afecta a los demás, ya que de esta corta palabra se desprende el respeto y el compromiso a cualquier actividad que se desarrolla. En cuanto a política se refiere, se conoce que desde su trayectoria histórica, el hombre desde sus primeros usos de razón encontró la necesidad de organizarse con el fin de tener una vida sistematizada. Su objeto, para tales efectos, era la búsqueda del bien común de los integrantes de una comunidad; surgiendo así con la visión de mejorar condiciones, no sólo de un grupo sino de todos los que conformaban una sociedad.

La ética y la política son términos que están vinculados, y su común denominador es la búsqueda del bien de todos. Es decir, la ética podría ser entendida en la política como el impulso del buen hacer y el rechazo de lo que está mal hecho. En la política, la ética se encarga de las normas y principios que deben regir el comportamiento del político, como responsable del bien y seguridad de todos los miembros del país.

Lamentablemente, el significado de la política ha evolucionado y su término se ha tergiversado entendiéndose que la “política” es exclusiva a quienes han ejercido y ejercen posiciones en la administración pública, o quienes militan en los partidos políticos. Cuando la realidad es que esta poderosa palabra tiene que ver con todas las personas que habitamos en el país, siendo que en una verdadera democracia, todos somos políticos y no solamente las personas, a quienes hemos elegido en puestos de mandos. Esas personas solo están en esos puestos por propia decisión nuestra, como servidores públicos.

En la sociedad, muchas de las razones por las que la población no participa en la política es por la degradación que los políticos han hecho en la práctica. Es así como la palabra “política” ha dejado de verse como un trabajo y como una forma de servir al pueblo, hasta reducirse a términos como competencia, ambición, individualismo, corrupción y muchos sinónimos más peyorativos. Y es que en el país, la mayoría de funcionarios que han ejercido el poder a través del tiempo en la política se han caracterizado por llevar a cabo acciones de corrupción y malversación de fondos, actuando lejos de la moral y la ética.

En tal caso, se vuelve interesante la clasificación de políticos hecha por el economista, sociólogo y filósofo alemán, Max Weber. Según Weber, están “los políticos que viven para la política” y los “que viven de la política”, o a lo que podría decir los que sirven a través de la política o los que se sirven a través de ella. En el país pareciera que solo hay políticos de esta clasificación, esos que se valen de cargos públicos para satisfacer intereses propios.

Es decepcionante observar cómo importantes temas de país, como la problemática de la seguridad y violencia; la aprobación de nuevos impuestos; o la intención de reformas de pensiones, se politizan y no se toma una decisión integrada, articulada y con claridad estratégica. Al final, la población salvadoreña somos los que asumimos las consecuencias de malas decisiones de funcionarios, esos que deberían proponer mejoras en las condiciones de vida de la población, no empeorarlas.

Sería ideal que quienes asuman cargos con autoridad pública controlen sus acciones y actúen acertadamente en todo momento; en caso contrario, contribuyen a provocar la ruina del Estado que no está a larga vista. El país necesita ver cambios con resultados tangibles y  transparentes; decisiones coherentes y comprometidas con la realidad de todos los ciudadanos.

18 Nov 2018
¿Qué hay detrás de los resultados de la PAES?
Colaboradores | Por: Walter Iraheta

¿Qué hay detrás de los resultados de la PAES?

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI