Colaboradores

4 Mar 2017
Colaboradores | Por: William Salinas

El respeto elimina la violencia en El Salvador

Claramente, nuestra situación social nacional e internacional en la actualidad no es la mejor; unos países con mejores situaciones que otros, sin embargo, vamos a encerrarnos por un momento en nuestro país, El Salvador.

Desde el momento en que imponemos nuestro pensar o nuestro actuar de manera autoritaria, pasando por encima de los demás, se genera un conflicto que no debe existir, todo esto por falta de un valor fundamental, el respeto.

La Real Academia de la Lengua Española (RAE) define la palabra de respeto del lat. “respectus” como: “atención, consideración, que es la veneración, acatamiento que se hace a alguien”. En esta ocasión, concentrémonos a la segunda parte del significado “acatamiento”, que es obedecer, hacer caso, no omitir leyes, normas, estatutos o valores.

Pudimos apreciar en las redes sociales el irrespeto que se comete contra los gestores de tránsito cuando la población no hace caso a las reglas establecidas, pero eso no es nuevo. Si damos una vuelta por las principales calles del país, veremos escenarios muy similares. Las personas se atraviesan por las calles transitadas y a pocos metros están las pasarelas, donde podrían pasar sin ningún problema; además, los  conductores manejan a altas velocidades, cruzan la doble línea amarilla e invaden los carriles de manera prepotente. Al parecer, siempre y cuando no vea la autoridad, todo es permitido en nuestro país, ¿será que es necesario que aprendamos a palos?

Por otro lado, nuestros vecindarios tampoco están exentos a la falta de respeto, como la colocación de basura donde no es debido; pasar en lugares donde se está reparando con la intención de no caminar un poco más e insultar al vecino que tiene otra ideología. Pero, sigamos con ejemplos más sencillos, la puntualidad; todo porque se cree que todo “buen salvadoreño” siempre llega tarde, esto no debería ser un orgullo, sino una vergüenza. Al parecer, nuestra sociedad ha aceptado esa falta de compromiso como algo natural y forzosamente aceptable, ¿acaso no cumplir con un horario no es una falta de respeto para quiénes si cumplen con la hora pactada? La puntualidad se fomenta desde el hogar y si desde pequeños se nos enseña a faltar el respeto, no podemos exigir mayor cosa en un futuro algo cercano.

Poco a poco, la falta de tolerancia, de amor al prójimo y del olvido total de un valor fundamental como el respeto ha minado nuestra sociedad hasta nuestra realidad. El Salvador tiene los índices más altos de falta de respeto a la vida, es decir, de decenas de asesinatos diarios y delincuencia en cada esquina.

¿Con qué moral puedo exigir aplicación de la ley, cuando yo no respeto la ley? ¿Cómo puedo pedir seguridad, si yo no la promuevo? ¿Con qué cara puedo pedir respeto a mis derechos, si yo no respeto los derechos de los demás? ¿Qué corona tengo yo para juzgar a los demás y por eso violar su integridad física y moral por no ser tolerante y por tener una ausencia enorme del valor del respeto?

Cuánta razón tenía Benito Juárez al decir que ¨el respeto al derecho ajeno es la paz¨. Esa paz que tanto necesitamos, pero es deber de cada uno de nosotros fomentarla; para lograrlo solo falta incentivar y practicar un valor, el respeto.

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN

25 Nov 2017
No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales

19 Nov 2017
La vida de un animal en El Salvador
Colaboradores | Por: Alejandra Machado

La vida de un animal en El Salvador