Colaboradores

15 Abr 2017
Colaboradores | Por: Luis Contreras

El Presidente Invisible

Nuestro país nuevamente volvió a la zozobra, basada en movimientos telúricos que nos hicieron recordar fatídicos momentos de un pasado que nadie desea volver a vivir. El último terremoto que tomó la vida de muchos compatriotas fue en el 2001 y la Semana Santa iniciamos con vestigios de una catástrofe, que no deseamos se repita nuevamente.

Nuestras autoridades políticas como nos tienen acostumbrados, tardíamente emitieron una cadena nacional sobre hechos acontecidos que ya conocíamos por las noticias y redes sociales. Una vez más quedó en evidencia la incapacidad y falta de compromiso del gobierno de velar por el bienestar de la población, tuvimos a diversos funcionarios tratando de explicar lo que ellos lograron entender de lo sucedido.

Tuvimos como protagonista a la Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, con declaraciones para el olvido, en las que vaticinaba un sismo de gran magnitud y a la vez invitaba a la población salvadoreña a disfrutar de sus merecidas vacaciones en montañas y playas nacionales.

¿En manos de qué tipo de personas descansa nuestra seguridad y la de nuestras familias? ¿Podemos sentirnos seguros después de escuchar estas cantinfladas declaraciones? El problema es que esto no termina acá, el Presidente de la República Salvador Sánchez Cerén, no dio indicios de vida. Es inconcebible que un mandatario no haya aparecido aunque sea en un Twitter, aunque estuviera en África, la tecnología nos permite hacer transmisiones en vivo para comunicarnos, siendo los enjambres sísmicos recurrentes un motivo de alerta para nuestro país. A pesar de esto, nuestro loable presidente no usó ningún medio de tecnológico para hablarle a los salvadoreños y expresar que está al pendiente de lo acontecido.

Como salvadoreños, no podemos ser indiferentes a lo que está sucediendo políticamente en El Salvador, todos estamos hastiados de escuchar risibles argumentos de nuestros gobernantes cuando se hacen señalamientos a su accionar.  Ya no podemos permitir que se burlen de nuestra inteligencia, nuestro país se desmorona económicamente. Somos testigos de la cantidad de impuestos nuevos que se han creado en los últimos dos gobiernos y aun así escuchamos al partido en el poder que está en impago, y que la oposición es la principal culpable por boicotear la no aprobación de nuevos préstamos. ¡Es increíble! No debemos permitir que quieran engañar a nuestro sentido común, ya basta de tantos delegados gubernamentales repitiendo un discurso mal elaborado para apaciguar las demandas que exige la población.

No podemos ser apáticos políticamente, las nuevas generaciones, los llamados Millennials debemos involucrarse más o no tendremos una democracia en la cual coexistir en un futuro próximo. El Presidente de la República es un funcionario que fue elegido para gobernarnos, no es posible que sea prácticamente invisible y que solamente aparezca en los Festivales del Buen Vivir, eventos preparados donde sabe que nadie le hará preguntas incómodas y donde todos los presentes son autómatas de sus desatinadas ideologías.

Nuestro presidente invisible, no solamente lo ha sido en el inicio de estas vacaciones, sino que jamás se le ha visto en programas de opinión. Independientemente que su articulación verbal no es la mejor, es indispensable escuchar su opinión política, geopolítica, económica, etc. Es preocupante cuando el partido que lo llevó al poder apoye políticamente a gobiernos como el de Venezuela, que insulte recurrentemente al país que más ayuda nos brinda como lo es Estados Unidos.

Esa dualidad política, ese doble discurso que maneja el gobierno a conveniencia nos afecta a todos como país, porque ellos nos representan. Es imperante una política real y transparente, dudo mucho que los gobernantes actuales puedan ofrecernos eso; así que, solamente nos queda aprovechar esta Semana Santa y pedirle a Dios para que nuestro presidente invisible aparezca y nos comente cómo va el rumbo político de nuestro país.

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?