Colaboradores

24 Ene 2014
Colaboradores | Por: EduardoLopez

El pensamiento neoclásico

En el último tercio del siglo XIX, se da la segunda Revolución Industrial que en economía fue un avance tecnológico y productivo. En esta segunda revolución, se aplicó la química a algunos procesos industriales, hubo grandes avances en los medios de transporte como la navegación a vapor y los ferrocarriles, la aparición de la electricidad, etc. Esta serie de cambios materiales tendrán una influencia en las distintas percepciones políticas y sociales.

En la parte final del correspondiente siglo XIX, una etapa histórica y de suma importancia del capitalismo imperialista, la cual sería la aparición de monopolios de carácter imperialistas y una etapa de libre competencia, que también es conocida como “fase pre monopólica.” Junto con esta fase tuvo un auge el rol que tomaron los bancos; de simples medios de cambio a grandes monopolios, caracterizados y ampliamente marcados por la aparición e implementación del “pensamiento neoclásico”, tanto como la creación de los capitales financieros y de la oligarquía financiera, lo cual fomenta y promueve la exportación de capitales, para mayor lucro que en el país de residencia.

Después de varios sucesos en la historia, la economía centró su atención en cómo el mercado haría su repartición de recursos en el corto plazo, mientras que antes -en la tradición clásica y marxista- se buscaba descubrir leyes económicas y categorías del sistema en el largo plazo.

El pensamiento neoclásico se constituye de esta manera en un rechazo a Marx; o sea que consiste en el rechazo de la teoría del valor-trabajo o teoría objetiva del valor. Para lo neoclásicos, el valor de las mercancías no puede ser encontrado en cualidades no esenciales,  no está dado solo por el trabajo empleado, sino por la concepción material que tiene el consumidor la valoración que este le da al mismo; son las personas que de acuerdo a sus necesidades personales, que le atribuyen valores a los bienes.

El principal economista neoclásico es Alfred Marshall, quién nació en Inglaterra en 1842. Estudió en la universidad de Cambridge y siempre obtuvo buenas notas ya que su padre siempre le exigió, y se encargó de desarrollar las habilidades intelectuales de Marshall.

En la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX, aparece el pensamiento neoclásico criticando la teoría clásica del valor trabajo y hace alusión a la teoría de la utilidad como razón económica del valor; al mismo tiempo se desarrolla la teoría de la empresa productiva y de la producción en competencia y monopolio, y también la del equilibrio del consumidor.

El pensamiento neoclásico origina su estudio en tres unidades individuales: consumidores, trabajadores y empresarios; y se basa en un principio axiomático, que es evidente e incuestionable como un axioma,   en función de los precios de mercado y que busca la mejor manera de realizar una actividad (optimización).

La optimización de los consumidores, de los trabajadores y de los productores

Esta optimización se basa en la racionalidad (existencia o posesión de la razón), costo-beneficio o sea lo que le implicará a cada individuo obtener un beneficio. Esta racionalidad costo-beneficio permite tomar decisiones.

Las decisiones de los consumidores es obtener la utilidad máxima por medio del equilibrio del consumidor.

La decisión del empresario es maximizar el equilibrio del productor por medio de la ley de demanda de trabajo (la ley de la demanda establece la existencia de una relación inversamente proporcional entre precio y cantidad en la mente del comprador).

La decisión de los trabajadores es obtener la utilidad máxima del equilibrio del trabajador que viene dado por la oferta de factores es decir ofertar su tiempo para trabajar.

Estos tres entes están buscando un objetivo propio de maximización: a cada uno solo le importa sus intereses individuales. Las decisiones de los consumidores y los productores generan el mercado de bienes y las decisiones de los trabajadores generan el mercado de factores o mercado de trabajo.

Los resultados de este pensamiento es obtener un equilibro parcial o general de los mercados.

*Colaborador de MedioLleno  

 

17 Sep 2017
Monseñor Romero politizado
Colaboradores | Por: Diana García

Monseñor Romero politizado

16 Sep 2017
Ya estamos en campaña electoral
Colaboradores | Por: Federico Umaña

Ya estamos en campaña electoral

16 Sep 2017
Alarmante situación de la Seguridad Pública en nuestro país
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Alarmante situación de la Seguridad Pública en nuestro país

10 Sep 2017
El Salvador, ya basta de campañas adelantadas
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

El Salvador, ya basta de campañas adelantadas