Colaboradores

9 Abr 2014
Colaboradores | Por: Marlon Manzano

El efecto Nayib Bukele

Lo peor que le puede pasar al país es que todo lo que ha logrado y todo lo que dicen esas encuestas de popularidad pasen del “efecto Nayib Bukele” a “la falacia de Nayib Bukele”.

Nayib ganó en el 2012 la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán por medio de la coalición FMLN-CD, en una votación bastante cerrada, venciendo al candidato de Arena por apenas 169 votos. Hoy, este número adquiere mucho más valor, ya que previo a la elección tenia en contra más del 70 por ciento del electorado que tradicionalmente siempre había votado por Arena en su municipio. Según un sondeo de Herrarte Consulting, previo a las elecciones del 2 de febrero de 2014, Nayib Bukele contaba en su municipio con una popularidad superior a la del mismo presidente de la República a nivel nacional, pues llegaba a casi un 90 por ciento de aprobación.

Lo anterior es un dato contundente. Adicional a eso, 81 por ciento de los encuestados dijeron que volverían a votar por Nayib en una elección municipal. En otras palabras, Nayib Bukele se consolidaba como alguien influyente en el ámbito político nacional.

Pero algo pasó el 2 de febrero. Nayib Bukele no logró sumarle votos significativos al FMLN, tomando en cuenta que no es lo mismo una elección de alcaldes que una presidencial y adicional a esto usted podría decir “Nayib no estaba en campaña”. Entonces, ¿cómo podemos explicar los spots donde salía vistiendo unos llamativos calcetines rojos en plena campaña apoyando los programas de Mauricio Funes, ALBA y el FMLN? Hay que decirlo categóricamente: Nayib sí hizo campaña. Por lo que es importante analizar qué pasó con ese 81 por ciento de personas que dijeron que volverían a votar por él.

¿Qué es lo que la gente no logró conectar entre la marca “Nayib Bukele” y la marca FMLN que lo representa, y que era en ese momento su partido en contienda? Todo indica que algo falló, ya que la derrota sufrida por Nayib Bukele y el FMLN el 2 de febrero en Nuevo Cuscatlán, con respecto a la del 9 de marzo, aumentó en cantidad de votos. En la primera vuelta, el FMLN obtuvo 2 mil 382 votos y Arena 2 mil 800; en la segunda, el FMLN ganó 2 mil 649 votos y Arena 3 mil 456.

Cuando un efecto es realmente un efecto, este se da de manera natural ante ciertas condiciones. Todo indica que el FMLN quiso ocupar a Nayib Bukele, y no me extrañaría que él mismo haya deseado valerse de su popularidad para convertirse en un “efecto Nayib Bukele” para sumar votos en las elecciones presidenciales. Eso podría deberse a que el FMLN pensaba valerse de los datos de popularidad de Nayib Bukele, según la última medición de aprobación de su gestión, y adicionalmente deseaba sacarle provecho a su imagen como su referente más fresco que representara una nueva izquierda para la juventud y un nuevo representante del sector empresarial de los que “sí caben” en la izquierda del FMLN.

Por otro lado, Nayib trató de vender su propia imagen como “revolucionario” de izquierda burgués, cercano a los más pobres. Todas las anteriores características necesarias eran para activar mediáticamente ese “efecto Nayib Bukele”, pero no pasó; no sumó.

Parece que la gente puede tardar en conocer las intenciones y la verdadera naturaleza de las personas, pero cuando lo hacen, no existe fortuna alguna que logre comprar lo siguiente: coherencia entre principios, valores y los actos de las personas. Quizás la gente en Nuevo Cuscatlán ya comprendió esto y el señor alcalde Nayib Bukele debería estar meditando sobre lo sucedido para que el voto duro del FMLN no le pase la misma factura.

Hay mucho potencial y muchas iniciativas que rescatar de la gestión municipal de Nayib Bukele. Lo peor que le puede pasar al país es que todo lo que ha logrado y todo lo que dicen esas encuestas de popularidad pasen del “efecto Nayib Bukele” a “la falacia de Nayib Bukele”.

* MedioLleno.sv no es responsable de la opinión de sus columnistas y colaboradores. Conoce la diferencia entre una nota periodística y unacolumna de opinión. Debes mencionar esta fuente en caso de compartir este artículo. 

22 Abr 2018
¿A dónde van los Israelíes?
Colaboradores | Por: Randa Hasfura Anastas

¿A dónde van los Israelíes?

15 Abr 2018
La dificultad del primer empleo
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

La dificultad del primer empleo

14 Abr 2018
Evolución o muerte, ¿venceremos?
Colaboradores | Por: Luis Quintanilla

Evolución o muerte, ¿venceremos?

8 Abr 2018
Facebook,  el doctor Jekyll y el señor Hyde
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

Facebook, el doctor Jekyll y el señor Hyde