Colaboradores

9 Abr 2014
Colaboradores | Por: Marlon Manzano

El efecto Nayib Bukele

Lo peor que le puede pasar al país es que todo lo que ha logrado y todo lo que dicen esas encuestas de popularidad pasen del “efecto Nayib Bukele” a “la falacia de Nayib Bukele”.

Nayib ganó en el 2012 la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán por medio de la coalición FMLN-CD, en una votación bastante cerrada, venciendo al candidato de Arena por apenas 169 votos. Hoy, este número adquiere mucho más valor, ya que previo a la elección tenia en contra más del 70 por ciento del electorado que tradicionalmente siempre había votado por Arena en su municipio. Según un sondeo de Herrarte Consulting, previo a las elecciones del 2 de febrero de 2014, Nayib Bukele contaba en su municipio con una popularidad superior a la del mismo presidente de la República a nivel nacional, pues llegaba a casi un 90 por ciento de aprobación.

Lo anterior es un dato contundente. Adicional a eso, 81 por ciento de los encuestados dijeron que volverían a votar por Nayib en una elección municipal. En otras palabras, Nayib Bukele se consolidaba como alguien influyente en el ámbito político nacional.

Pero algo pasó el 2 de febrero. Nayib Bukele no logró sumarle votos significativos al FMLN, tomando en cuenta que no es lo mismo una elección de alcaldes que una presidencial y adicional a esto usted podría decir “Nayib no estaba en campaña”. Entonces, ¿cómo podemos explicar los spots donde salía vistiendo unos llamativos calcetines rojos en plena campaña apoyando los programas de Mauricio Funes, ALBA y el FMLN? Hay que decirlo categóricamente: Nayib sí hizo campaña. Por lo que es importante analizar qué pasó con ese 81 por ciento de personas que dijeron que volverían a votar por él.

¿Qué es lo que la gente no logró conectar entre la marca “Nayib Bukele” y la marca FMLN que lo representa, y que era en ese momento su partido en contienda? Todo indica que algo falló, ya que la derrota sufrida por Nayib Bukele y el FMLN el 2 de febrero en Nuevo Cuscatlán, con respecto a la del 9 de marzo, aumentó en cantidad de votos. En la primera vuelta, el FMLN obtuvo 2 mil 382 votos y Arena 2 mil 800; en la segunda, el FMLN ganó 2 mil 649 votos y Arena 3 mil 456.

Cuando un efecto es realmente un efecto, este se da de manera natural ante ciertas condiciones. Todo indica que el FMLN quiso ocupar a Nayib Bukele, y no me extrañaría que él mismo haya deseado valerse de su popularidad para convertirse en un “efecto Nayib Bukele” para sumar votos en las elecciones presidenciales. Eso podría deberse a que el FMLN pensaba valerse de los datos de popularidad de Nayib Bukele, según la última medición de aprobación de su gestión, y adicionalmente deseaba sacarle provecho a su imagen como su referente más fresco que representara una nueva izquierda para la juventud y un nuevo representante del sector empresarial de los que “sí caben” en la izquierda del FMLN.

Por otro lado, Nayib trató de vender su propia imagen como “revolucionario” de izquierda burgués, cercano a los más pobres. Todas las anteriores características necesarias eran para activar mediáticamente ese “efecto Nayib Bukele”, pero no pasó; no sumó.

Parece que la gente puede tardar en conocer las intenciones y la verdadera naturaleza de las personas, pero cuando lo hacen, no existe fortuna alguna que logre comprar lo siguiente: coherencia entre principios, valores y los actos de las personas. Quizás la gente en Nuevo Cuscatlán ya comprendió esto y el señor alcalde Nayib Bukele debería estar meditando sobre lo sucedido para que el voto duro del FMLN no le pase la misma factura.

Hay mucho potencial y muchas iniciativas que rescatar de la gestión municipal de Nayib Bukele. Lo peor que le puede pasar al país es que todo lo que ha logrado y todo lo que dicen esas encuestas de popularidad pasen del “efecto Nayib Bukele” a “la falacia de Nayib Bukele”.

* MedioLleno.sv no es responsable de la opinión de sus columnistas y colaboradores. Conoce la diferencia entre una nota periodística y unacolumna de opinión. Debes mencionar esta fuente en caso de compartir este artículo. 

  • Pedro Escamilla

    Un articulo lleno de falacias: 1.Asume que Nayib Bukele tuvo una derrota. ¿Cuál fue esa derrota si en la única elección que ha corrido (alcalde 2012) ganó? 2.Afirma que aunque se dice que Nayib no estaba en campaña, éste si estaba; cuando el punto no es si Nayib estaba en campaña, sino si el era el candidato. La respuesta: NO. 3.Afirma que Nayib Bukele no sumó votos al Frente. ¿De donde sacan esto? Una cosa es que los votos no hayan sido suficientes para lo que ustedes creían que debió lograr y otra muy diferente que no haya sumado votos; los cuales de seguro sumó. 4.Afirma que el resultado de Nuevo Cuscatlán es producto de que la gente del municipio ya se dio cuenta “del verdadero Nayib Bukele”. ¿De donde sacaron esta conclusión? ¿Del deseo interior del articulista?

    Al final, lo que me queda claro es que al articulista no le simpatiza Nayib Bukele, y está en su derecho. Pero me sorprende que quepan tantas falacias en 600 palabras. Un pésimo articulo con muchos sentimientos en contra de un personaje, pero con muy poca coherencia lógica.

    • Aldo E. Conde

      En pocas palabras la gente vota por él en su municipio. No por el FMLN, como se pensaba, pues en las presidenciales en su municipio gano ARENA. Eso es todo, la imagen de él en su partido es falacia. Eso es lo que el articulo quiere decir.

      • Hernan

        ¿Quien pensaba que la gente voto por el FMLN en su municipio? Nadie.
        Todo mundo esta conciente de que en las alcaldías se vota por persona y no por partido.

        Nayib aporta mucho al partido pero eso no quiere decir que la gente va a votar por el partido siendo de derecha. Y eso es un efecto de la nefasta polarización que genera voto visceral y no razonado.

    • ch

      mucho amarillismo en el articulo

    • Miguel_Castaneda

      Igualmente ARENA “perdió” en votos en las alcaldías de Soyapango, Ilopango y Mejicanos, los 3 gobernados por ARENA. Bajo la lógica de este columnista, si un alcalde gobierna un municipio, dicho municipio debe sumar todos sus votos a su partido. ¿Será entonces que Soyapango, Ilopango y Mejicanos se “dieron cuenta” de la “falacia Lindo, Ruano, Pacas”? A mi realmente me gustaría que me explicaran el concepto “Revolucionario de izquierda burgués” ¿Ser rico es sinónimo de ser de derecha? ¿Ser pobre es sinónimo de ser de izquierda? ¡Más clasicismo no puede haber en esta columna! Triste.

      • Alberto

        Completamente de acuerdo…

  • Isaac Caceres

    Pues Nayib ganó en todos los centros de votación de Nuevo Cuscatlán, con excepción de Vía del Mar, donde ahí ganó contundentemente Arena y eso fue lo que inclinó la balanza a favor de ellos. Además, eso demuestra que ni con la mejor imagen de Nayib Bukele la gente iba a votar por el Frente, que tenía a un candidato quemado y el peor que pudieron haber puesto.

  • Daniel

    Si no sumo en su municipio, te puedo asegurar q lo hizo en otras partes y sectores del pais. Hubiera pedido en Nuevo cuscatlan la segunda vuelta arena para q tuviera algun tipo de valor este articulo.

  • Roberto R

    ARTICULO FALTA DE OBJETIVIDAD VERDADERA (perdída de tiempo este articulo)

  • Jose Diaz

    pareciera que los colaboradores de este espacio no tienen originalidad… hace un par de días un infante cagado escribiendo irrespetuosamente al puro estilo de Paolo Luers… este escrito es la misma copia de lo que Nacho Castillo le dijo a Nayib en una entrevista…. https://www.youtube.com/watch?v=WlclWmP7oeY

  • Carlos R

    pues… un articulo solo para atacar a nayib bukele, si falta un año para las elecciones señores!

  • Wendy Manzano

    Creo que aquí se están comparando peras con focos, pues los resultados de las elecciones presidenciales solamente indican que en el municipio de Nuevo Cuscatlan la gente vota por Nayib Bukele, no por el partido, y si algo admiro de este político es que ha sabido manejar su imagen, y aunque vista calcetines rojos, logra separar sus logros de la “marca” partidaria, lo cual deberían hacer todos los políticos, que la gente vote por ellos y por el trabajo que realizan y no por el partido político que los respalda. Pésimo artículo, muchas suposiciones, poca información.

  • Ganchada

    La envidia es peor que el hambre verdad marlon manzano?

  • mario

    seamos objetivos,,,una cosa es una administracion de una colonia chiquita de 7000 habitantes y otra una ciudad de casi 2 millones , para mi en lo personal no tienen absolutamente ninguna relevancia ni politica ni mediatica que Nayib salga a barrer las calles y queden limpias si ese es su deber, para eso le pagan con impuestos, no vamos a venir a agradecer que agarre la escoba

  • Carlos Amaya

    Lastima da este articulo de panfleto…es risible, por ende te recomiendo algo igual de risible, pedile un bicho a Nayib y problema resuelto Marlon. Superalo ya.

  • alex majano

    INCREIBLE COMO PERSONAS CON POCO RAZONAMIENTO Y ANÁLISIS POLÍTICO SE ATREVAN A HACER PUBLICACIONES COMO ESTAS, CLARO SALIÓ DE LA ESEN Y SON DIS QUE GENTE QUE APRENDIÓ A TRABAJAR CON JÓVENES DESDE PAPELES, SIN NINGUNA PRÁCTICA CON EL VERDADERO PUEBLO, QUE LASTIMA QUE SE PRESTE ESPACIOS COMO ESTE PARA GENTE QUE NO APORTA NADA BUENO AL PAÍS ES HORA DE SER PROPOSITIVOS SEÑORES

  • Javier Lainez

    Estimados que leyeron este escrito, la verdad creo que tenemos que analizar un poco más el fondo y creo que es totalmente válido el cuestionamiento planteado “Efecto Nayib” o “Falacia Nayib”.

    La pregunta es ¿existe tal efecto? ¿Existe tal falacia?, estos espacios son para poner en la agenda pública temas de importancia nacional y si extrapolamos este cuestionamiento realizado por Marlon a nivel de país, es un cuestionamiento que nos hemos venido haciendo toda la vida o al menos deberíamos.

    En buen salvadoreño es “El político que llega al poder me dio atol con el dedo o realmente esta cumpliendo sus promesas”.

    Si observamos el análisis que realiza Marlon, es un análisis nada nuevo de la realidad que ocurre en la política en general, para nadie es secreto que los partidos que ganan elecciones, son los que mejor construyen su trabajo desde la gente, desde SU GENTE, llámense equipos municipales, sectores dentro de su partido, juventudes, diputados, en fin alcaldes como Nayib.

    Por lo que, cuando se está en campaña, los partidos buscan a todos estos líderes locales para que promuevan sus iniciativas, promuevan su voto por el partido de diversas formas, unas más eficaces que otras, para poder así sumar colonia por colonia, barrio por barrio, municipio por municipio, votos para poder ser una opción real en un puesto de elección popular, como en este caso de análisis, la
    presidencia de la república.

    El punto fundamental que noto en el análisis, es el cuestionamiento de si existe una incongruencia real entre la popularidad indiscutible de un alcalde joven como Nayib y el poco arrastre real que tuvo para poder ser generador de votos para su partido en su pequeña área de
    acción.

    Esa incongruencia que pudiera cuestionarse, pudieramos verlo de una forma mas sencilla como un analisis de marcas (caso de marketing), viendo en este momento a “Nayib” como marca.

    “Nayib” con todas sus iniciativas y acciones de marketing ha logrado estar en el top of mind de la gente, como un producto innovador, joven, con ideas nuevas pero que al parecer dicho posicionamiento de marca no se ve reflejado en un alto “Brand awareness” es decir no ha logrado pasar de un estado de recordación a un estado de memoria colectiva que provoque consumirlo como producto.

    ¿Qué marcas poseen esa alto awareness para ser consumidos y ser marcas con consumidores leales? Marcas que se identifican con el consumidor, que son congruentes con sus estrategias de marca, que están presentes en momentos importantes de este, que son altamente aceptadas y tienen una alta percepción de calidad y convierte a sus consumidores en promotores netos de satisfacción.

    Creo que la muestra de dichos resultados nos hace ver cómo se ha logrado posicionar una marca en la mente del consumidor de una forma fuerte (media tarea realizada), ahora le falta a Nayib poder generar esos “drivers” que permitan que la marca “Nayib Bukele” pase de ser una marca recordada a ser una marca consumida y que genere consumidores leales a él y pueda lograr así sumar los votos para su partido.

    Por lo que me parece totalmente válida su afirmación final: “Lo peor que le puede pasar al país es que todo lo que ha logrado y todo lo que dicen esas encuestas de popularidad pasen del “efecto Nayib
    Bukele” a “la falacia de Nayib Bukele”.

    Totalmente de acuerdo con Marlon, sin importar si existe o no esa incongruencia, porque me hace analizar que yo quiero para mí y mi familia ejemplo de gobernantes, personas que más allá de estar posicionados en la mente de su pueblo, sean personas que tengan un alto awareness; es decir, personas que con sus acciones hagan realidad la propuesta de valor que tienen como marca.

    • Pedro Escamilla

      Este comentario está escrito por la misma persona que escribió el artículo o por alguien que obviamente quiere “defender” a su colega de Medio Lleno, y sólo demuestra la misma manera de pensar ahí, en donde los sentimientos en contra del personaje político son más importantes que la lógica o el sentido común, de cualquier análisis por más simple que lo queramos hacer. Veamos:

      1.Dice que el artículo no ataca a Nayib, sino que plantea el extraño “efecto” en donde Nayib pierde una elección a pesar de su top of mind. Vuelvo a preguntar: ¿En cuál elección Nayib perdió? En todo caso el que perdió la elección fue Salvador Sanchez Cerén en el municipio tradicionalmente arenero de Nuevo Cuscatlán. ¿No sería más lógico escribir sobre el “efecto Nayib Bukele” que hace votar a la gente de tradición de derecha por él, lo que lo ha hecho ganar la única elección donde ha participado y probablemente la siguiente en donde participe?

      2.¿Pequeña area de acción? Acaso alguien piensa que Nayib hizo campaña, spots, salió en eventos, se subió a las tarimas principales del Frente y acompaño al candidato a múltiples actos para jalar votos en Nuevo Cuscatlán? Evidentemente la estrategia era nacional jalar votos nacionalmente, como el mismo artículo y comentario, en donde afirman que el FMLN “deseaba sacarle provecho a su imagen como su referente más fresco que representara una nueva izquierda para la juventud y un nuevo representante del sector empresarial de los que “sí caben” en la izquierda del FMLN…” Además, ¿de donde sacaron que su meta era municipal, cuando la elección era claramente para ganar la presidencia? Lo cual se logró.

      3.El comentario insiste en que Nayib no debe de tener Brand Awareness, ya que la gente que lo admira no vota por él. Vuelvo a preguntar: ¿cuándo no han votado por él? ¿o acaso sólo por que admiro a Nayib Bukele tengo que votar por quien el quiere que vote? No es lo mismo “perder” a que tu “endoso” no sume los votos necesarios (aunque en este caso parecería que si fueron los necesarios ya que el FMLN ganó, estoy seguro que en parte gracias a esa apertura que el FMLN muestra al tener a Nayib Bukele).

      4.Y al final lo peor: Después de decir que el artículo no ataca a Nayib Bukele y que el comentario tampoco pretende atacar, salen con que “lo que quiero para mi familia es votar por personas que hagan realidad la propuesta de valor que tienen como marca”. ¿Qué quiere decir esto? ¿Qué por su familia votará por el que tienen mejor marketing? o ¿que Nayib Bukele es puro marketing y no es una propuesta real? En el primer caso me parece que sería el argumento más ridículo imaginable. En el segundo, sólo refuerza mi punto: El articulista (y ahora el comentarista) sólo demuestra la roncha personal con Nayib Bukele.

      Lo siento, pero no hay comentario posible que tape lo escrito en el artículo. El artículo ya esta escrito y su veneno tirado. Piensen más la próxima vez antes de escribir.

  • SESORI

    Nayib es un megalómano…. no puede pasar un día sin aparecer en los medios o las redes sociales…. es un tipo peligroso…. Poner el logotipo de la alcaldía como una “N” única es una muestra de esa megalomanía….

    • Erick Mendez

      ¿peligroso por aparecer en las redes sociales?
      que conclusión mas asombrosa. imagino que yo soy el más peligroso del mundo, por pasar en el fb noche y día

      • SESORI

        Eso mismo podrías haber dicho de HItler antes de que enseñara las uñas…. Repito: estos tipos que buscan ganarse la voluntad de la gente, aparentando bondad, son los más peligrosos… Si no logras comprenderlo está bien. No vale la pena discutir.

        • Erick Mendez

          nadie discute, pero me parece erróneo pensar que una empresario exitoso quiera ganarse la bondad de la gente para luego hacerse el más peligroso de El Salvador. Te creería que me dijeras algo similar de el “Profe” Ceren, pero de ¿Nayib?. A veces siento que pagamos mal a las personas que de verdad quieren generar un cambio en el país y los que nos quieren vender humo, los recibimos con los brazos abiertos.

          • SESORI

            Las persona que cacaraquea cada cosita que hace y busca la oportunidad para robar cámaras es un fariseo hipócrita y se necesita una gran dosis de fanatismo o ingenuidad para no ver eso.
            Las personas honestas que hacen el bien no lo cacaraquean…. no buscan cámaras ni se publicitan…. Esa falta de humildad es una mala señal…

          • Erick Mendez

            ¿Fariseo hipócrita?
            hay otros que “cacaraquean” más y hacen menos. pensé que eras mas listo, pero ya veo que hablas sin fundamentos. ¡Fariseos! jajaja

          • SESORI

            Claro…no es el único fariseo….los hay en abundancia por todos lados…. ya verás en la Teletón: “Prefiere estas marcas porque colaboran con la Teletón”… Ahí verás a Nayib también… esas son oportunidades que los fariseos aprovechan.

        • Pedro Escamilla

          ¿Nayib es cómo Hitler? Si claro… Ya vemos con quien no vale la pena discutir…

    • Isaac Caceres

      Pues la N es por Nuevo Cuscatlán, nunca se te ha cruzado por la mente eso?

      • SESORI

        Si tenés un criterio propio, no enajenado te darás cuenta que Nuevo Cuscatlán tiene dos letras iniciales, pero Nayib sólo tiene una de ellas por coincidencia…. Lo lógico sería poner las iniciales NC….Pensá, averiguá cómo es el comportamiento de los megalómanos… y no te sintás mal… uno puede decepcionarse de sus ídolos… son de pies de barro…

  • Erick Mendez

    las conclusiones de este “articulo” son mas vagas que los muchachos sin trabajo de mi colonia. ¡Una lastima!

    • Miguel_Castaneda

      Estimado Erick ¡Totalmente de acuerdo!

  • Hernan

    Al parecer a los señores de Medio lleno, con el paradigma de que los del FMLN son clase trabajadora, se les quema el circuito con el personaje de Nayib….no les da el coco para entender.

    Toda la falacia de este artículo puede ser facilmente rebatido por alguien con inteligencia elemental y lógica básica. Aunque supongo que cuando una idea se mete en una mente cerrada no hay forma de sacarla.

    Lastima que den espacio para tan bajo nivel de analisis en este medio.

    Asi como van el vaso ya no llega ni a octavo lleno.

    Saludos y espero mejoren pues son de los pocos medios de derecha con patrocinio.

  • Confusa columna, mala teoria. Creo Marlon que sumarse a una guerra mediatica solo por sumarse es mala estrategia

  • Fernando José Roca

    La conclusión que se me ocurre es que Nayib Bukele meté miedo a la derecha.-

15 Ene 2017
Millenials, el desarrollo debe ir de la mano con el medio ambiente
Colaboradores | Por: Caleb Padilla

Millenials, el desarrollo debe ir de la mano con el medio ambiente

14 Ene 2017
¿Ya sabés qué hacer ahora que sos bachiller?
Colaboradores | Por: Karen Rivas

¿Ya sabés qué hacer ahora que sos bachiller?

14 Ene 2017
Si pudiésemos caminar todos juntos ¿quién necesita un auto volador?
Colaboradores | Por: Fernando Portillo

Si pudiésemos caminar todos juntos ¿quién necesita un auto volador?

14 Ene 2017
No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista
Colaboradores | Por: Redacción

No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista