Colaboradores

28 Jul 2013
Colaboradores | Por: Noé Paz

El Desarrollo Local: Un proceso multidimensional “de abajo hacia arriba”

Hablar de “desarrollo” en la actualidad puede parecer de lo más común en términos de comprensión, pero al estudiar la historia sobre el origen de este término y de su aplicación, es evidente el  poco tiempo que tiene como tal. “Desarrollo”  es un término amplio, que comprende diferentes ámbitos; así pues se habla del “Desarrollo Local” como uno de ellos. Este hace referencia en específico, al desarrollo interno de un determinado espacio geográfico.

Partiendo del término “desarrollo”, estructurado a partir de la II Guerra Mundial, debido los diferentes problemas económicos, pérdidas humanas así como de infraestructura, causados por el eminente conflicto bélico finalizado, las naciones beligerantes se vieron en la necesidad de crear mecanismos para la reconstrucción de su espacio. Se creó así un nuevo orden Mundial, en el cual podían diferenciarse: países desarrollados y países sub-desarrollados.

En ese momento, el papel de las Organizaciones Internacionales era bastante importante al servir de medio facilitador de los países sub-desarrollados para poder alcanzar el desarrollo, a través de determinadas recetas que facilitarían su crecimiento.

La llegada del Nuevo Milenio conllevó nuevos enfoques para poder alcanzar el desarrollo, que anteriormente pese a haber realizado los lineamientos establecidos por FMI, el BM u otros organismos encargos de promover el Desarrollo de estos países, no pudieron concretizarlo e incluso, se vieron en peores condiciones que en las que se encontraban anteriormente; así, se lanzaron múltiples propuestas para el fortalecimiento, crecimiento y estabilidad de estos, dentro de las cuales se destacan:

–  Desarrollo Local

–  Desarrollo Humano

–  Desarrollo Auto-sostenido

–  Ecodesarrollo

Así pues, “El Desarrollo Local es un proceso orientado por estrategias y políticas que articula esfuerzos y recursos de agentes económicos y actores políticos con capacidad de acción territorial para lograr objetivos de crecimiento económico, desarrollo social y mayores niveles de bienestar de la población”.

En base a este concepto se pueden identificar varios aspectos importantes del mismo: en primer lugar, que es una visión estratégica de un territorio determinado; segundo, que necesita actores con capacidad de iniciativa; y un último aspecto importante es la identidad cultural como palanca del desarrollo. Este concepto ha tomado importancia en la actualidad debido a que se han buscado nuevas alternativas de desarrollo, donde se tomen en cuenta factores endógenos de las comunidades.

El desarrollo local  significa capitalizar al máximo las capacidades locales y regionales para mejorar la calidad de vida de las personas, se sustenta en la participación y requiere de actores y agentes de desarrollo. Es sin duda un proceso socialmente dinámico que requiere de pactos territoriales y lineamientos claros fundamentados en la identidad cultural.

Es así como la alternativa del Desarrollo Local surge con una lógica  de desarrollo “de abajo hacia arriba”, potencializando los factores endógenos y los recursos para lograr de alguna manera una independencia del mercado global y ser menos vulnerables ante los vaivenes de este. En la actualidad, el proceso de Desarrollo Local debe concebirse como un proceso a mediano o a largo plazo, ya que este involucra la inclusión de toda una población, una concurrencia de recursos naturales y financieros, y la necesidad de formación de los recursos humanos locales. Este complejo proceso implica cambios de mentalidades, formación y capacitación de la fuerza de trabajo, captación  y motivación a potenciales emprendedores, así como también la puesta en marcha y fortalecimiento de nuevos sectores económicos, entre otros; lo cual requiere de periodos prolongados de tiempo y altas cifras de financiamiento para hacer evidentes los cambios; Aunado a eso, no se debe hablar de  correcciones aisladas sino de una completa modificación social y económica, y que además debe arrancar de aquellos contextos territoriales poco dinámicos.Este proceso debe tornarse participativo, debe forjar y fortificar las capacidades humanas, así como también debe ampliar las oportunidades socio-económicas para optimizar la vida de las presentes y futuras generaciones.

Finalmente, es recomendable que los gobiernos, además de contribuir con los recursos necesarios para impulsar el Desarrollo Local, velen por la articulación entre el Desarrollo Local y el Desarrollo Nacional, pues es imperioso que el conjunto de iniciativas locales encuentre correspondencia con las políticas nacionales, así como también es esencial que estos procesos de Desarrollo Local contribuyan y se acoplen al desarrollo nacional. Además se le debe dar a la cultura de las localidades un papel activo, pues esta promueve el intercambio, desarrolla el turismo y atrae recursos externos. Así también, es necesario implementar y consolidar mecanismos de planificación participativa, fortificando la acción conjunta en las localidades.


 ** Colaborador de MedioLleno

 

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar

15 Jul 2017
No queremos gobiernos “ninis”
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

No queremos gobiernos “ninis”