Colaboradores

22 Jun 2014
Colaboradores | Por: Aarón Olivares

El agua: el asesino silencioso

Quiero dedicar mi escrito en esta ocasión a una problemática que no todos conocemos, sin embargo, las estadísticas nos dicen que tenemos que empezar a tomar acciones antes de llegar a una situación compleja.

Hablemos del agua en El Salvador. Según estadísticas del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales (MARN), para el año 2011 de la calidad de aguas en ríos el 81 por ciento se encontraba en un rango entre regular y mala, con la consecuencia de que esta condición limita la vida de algunas especies que viven en dichos ríos. Además, no podemos descartar la realidad de que muchas comunidades aledañas a los ríos utilizan dicha agua para consumo humano; ahora imaginémonos el riesgo que actualmente tienen por consumir dicho líquido con condiciones de calidad tan bajas.

Solo un 12 por ciento del agua de ríos se encuentra en un rango de buena, lo que es sumamente preocupante. Si bien es cierto hay esfuerzos de instituciones como el MARN para tratar de elevar los índices de calidad, a pesar de estas iniciativas institucionales la población tiene prácticas erróneas que perjudican nuestros recursos naturales. Los actores principales para la conservación de nuestro recurso hídrico somos nosotros y nadie más, y debemos actuar de manera responsable.

Para el 2012, el 72 por ciento de la población a nivel nacional recibe agua por cañerías; a pesar de que todavía se tiene un trabajo grande por lograr una cobertura nacional se han dado esfuerzos importantes que han influido en el acceso al agua potable. Ahora bien, es lamentable ver cómo algunas personas que tienen la oportunidad de recibir su recurso hídrico por cañerías sean las que todavía tienen prácticas de riego de aceras. Seamos conscientes. La cantidad de agua que puede ser utilizada para otros fines más productivos es esperdiciada por regar la acera o el pasaje; no podemos continuar incurriendo en este tipo de prácticas que lo único que van a provocar es conducirnos a un periodo de “estrés hídrico” en el cual la demanda de consumo de agua será mayor a la cantidad de agua con la calidad suficiente para poder ser utilizada para consumo humano.

Otro punto importante a discutir son las prácticas irresponsables que tenemos con respecto a la basura: tiramos basura hasta en los ríos y mares, acciones que lo único que logran es limitarnos la vida en un futuro. Si nosotros estamos compuestos en un 70 por ciento de recurso hídrico y a la vez lo estamos limitando, no seamos los asesinos de nuestra propia vida.

El agua en El Salvador es un asesino silencioso porque el ciudadano salvadoreño así lo ha querido, y si llegamos a condiciones en donde no tengamos agua para tomar será porque así lo queremos, porque no tenemos la capacidad de botar la basura en su lugar, porque no tenemos la capacidad de identificar los daños que ocasiona desperdiciar el agua.

Hablamos mucho de política, de economía, de problemas sociales pero por qué no le dedicamos un momento a esta problemática, y nos enfocamos a implementar acciones enfocadas a la conservación y purificación de este líquido. Si mejora la calidad de agua serían menores costos para ANDA en concepto de purificación del vital líquido, lo que se puede reforzar con políticas orientadas a fomentar proyectos proactivos que contribuyan a esta necesaria conservación. Como podemos ver, esta es una problemática que más allá de lo medioambiental, va amarrada de un componente político y económico, y enfocada al concepto responsabilidad ciudadana, que debemos reforzar como salvadoreños: ¿qué tanto hago yo por mi sociedad y mi país?

Así como exigimos al gobierno, tomemos responsabilidades; por nuestra comunidad, seamos verdaderos ciudadanos.

14 Oct 2017
Hay cortinas de humo en la política salvadoreña
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hay cortinas de humo en la política salvadoreña

8 Oct 2017
¡Asegurate!
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¡Asegurate!

7 Oct 2017
Seamos dueños responsables, no al maltrato animal
Colaboradores | Por: Diana García

Seamos dueños responsables, no al maltrato animal

1 Oct 2017
¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?