Colaboradores

8 Jun 2014
Colaboradores | Por: David Cortez

Dos decisiones sin consenso

Al segundo día de que el presidente de la República asumiera su cargo, el gobierno lanzó su nuevo logo, el cual ha causado un sinfín de reacciones, sobre todo por haber sido diseñado fuera del país.

En su discurso realizado el día 1 de junio pasado, Salvador Sánchez Cerén expresó sus deseos de unión con todos los sectores de la sociedad: la empresa privada, apoyo a los jóvenes, sociedad civil, entre otros. Además, se comprometió a la dinamización de la economía salvadoreña, siendo este uno de los puntos principales a tratar de su gobierno en conjunto con otros factores primordiales de cambios que necesita El Salvador para mejorar.

Tomando sus propias palabras, comenzó su gobierno y con él la nueva frase “Unidos crecemos todos”. Asimismo, ya se creó un logo para este quinquenio. Lo interesante de diseño es que ha sido creado por el profesional Fernando Bertolo, que forma parte del equipo de comunicaciones y publicidad de Entrelinhas, una agencia de publicidad brasileña, en lugar de haber contratado una casa salvadoreña. Aquí pudieron haber participado muchos sectores, sobre todo jóvenes, para dar sus apreciaciones y valoraciones y así dar señales de un consenso para elegir el nuevo logo, a su vez, dinamizando nuevas oportunidades de crecimiento y de exposición de los jóvenes o de pequeñas o medianas empresas.

Mi principal pregunta es ¿qué habrá detrás de este contrato entre una casa brasileña y el nuevo gobierno de El Salvador? ¿Será solamente por su calidad en publicidad y comunicaciones o quizás por alguna recomendación? Quizás un logo no daña a nadie, pero deja mucho qué pensar si por algo tan sencillo como esto no incluye a los jóvenes y empresas salvadoreñas.

¿Será así para el resto de decisiones más importantes para el país, como la entrada de El Salvador a Petrocaribe? Al día siguiente de su toma de posesión, el presidente recalcó la decisión que ya había tomada de adherirse al proyecto, sin consultar o tomar opinión de los partidos políticos ni de los diputados de la Asamblea Legislativa. No quiero ver estas acciones como contradicción a lo dicho por el presidente de la República, pero su compromiso de unión con todas las fuerzas políticas y sectores de la sociedad salvadoreña puede verse afectado por estas decisiones.

¿Dónde está la inclusión, el consenso popular y la unión del pueblo salvadoreño? Sin lugar a dudas de que el gran reto para el presidente Sánchez Cerén es concretar ese compromiso de inclusión y de unidad nacional. Su logo y su slogan no deben solo quedar plasmados en publicidad. También deben llevarse a la práctica y que todos los salvadoreños sean testigos de ese verdadero cambio en el gobierno, sin importar qué partido político se encuentre en el Ejecutivo. Hasta el momento ya son dos decisiones sin consenso, esperemos que eso no se siga dando y las decisiones que de aquí en adelante se tomen se hagan del conocimiento de todos los interesados, afectados e involucrados. 

 

19 Ago 2018
Una lección de optimismo
Colaboradores | Por: John Guzmán

Una lección de optimismo

18 Ago 2018
El Salvador sin machistas
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

El Salvador sin machistas

12 Ago 2018
La realidad de El Salvador
Colaboradores | Por: Gustavo Araniva

La realidad de El Salvador

12 Ago 2018
¿Y si mandamos la basura a la LUNA?
Colaboradores | Por: Rodrigo Mundo

¿Y si mandamos la basura a la LUNA?