Colaboradores

8 Ene 2017
Colaboradores | Por: Nahúm Cruz

Diferencias entre un periodista y un comunicador

Esta idea se viene poniendo en debate actualmente: si a los comunicadores sociales se les debe dar la connotación de periodistas. Muchos de ellos lo reclaman así, pero por lo pronto escuchamos, sobre todo a personajes de la radio y televisión, ingresar en esta confusión. Algunas veces dicen: “somos comunicadores sociales” y en otras se asignan la condición de “periodistas”.

En mi opinión, no es lo mismo el contenido de comunicadores sociales, al de periodistas porque la comunicación social es la etapa previa, es la antesala; en donde el comunicador social puede llegar a una etapa superior, por lo tanto es muy diferente. La comunicación humana es una disciplina básica e importante que reúne una organización de conocimientos, dotando a la persona en atributos de primera línea, permitiéndole transmitir mensajes en forma clasificada, ordenada, metódica y con suficiencia. Comunicación en esencia, y por etimología, es recurso, traslado, entrega, disposición de un mensaje.

Ahora que ya hemos definido el término, tenemos un tanto de claridad para distinguir propiamente el significado de una y otra versión. Ser comunicador es, según mi opinión, para los que trabajan en alguna institución, social, política, educativa, gubernamental y hasta religiosa implica: informar a conveniencia, es decir, seleccionar lo que se informa, protegiendo a alguna de estas instituciones para la que trabajan. Discúlpenme, pero a los comunicadores no se les puede identificar como: periodistas porque tapan, encubren y desvían la información.

Por el contrario un periodista definido, es un investigador social y se encarga de destapar, descubrir y ser verdaderamente objetivo en la acción, y no solamente en la teoría. Utiliza las herramientas necesarias, manejándolas con un óptimo desempeño; utilizando el lenguaje de la mejor forma y manteniendo ética, y sensibilidad con la intensión singular de informar lo verdadero y no únicamente lo que conviene.

Porque ser periodista, es una condición de excelencia, es un estado donde la persona aporta a la Sociedad una cultura muy personal, su aporte es propio, producto de su capacidad y discernimiento. Es entendible sostener que, el periodista es una persona inteligente y que sabe interpretar con acierto todo el conocimiento humano.

Existe diferencia sustantiva, no podemos equivocarnos. El comunicador social específicamente hablando puede acceder con disciplina, estudio e investigación a la etapa superior de ejercer y desarrollar la insigne profesión del periodismo; no obstante, hay que aclarar que cualquier otra interpretación emotiva, circunstancial y conveniente no es para tomarse la facultad y reclamar la condición de periodistas.

Un periodista tampoco cae en la exageración porque pierde el hábito principal, la verdad. Cada quién elige si ser un comunicador o un periodista.

19 Feb 2017
Es más fácil ser pobre
Colaboradores | Por: Benjamin Marcía

Es más fácil ser pobre

19 Feb 2017
¿Y para ti qué precio tiene el amor?
Colaboradores | Por: Karen Rivas

¿Y para ti qué precio tiene el amor?

18 Feb 2017
No se debe encubrir la verdad para salvar pellejos políticos
Colaboradores | Por: Diana Chavéz

No se debe encubrir la verdad para salvar pellejos políticos

18 Feb 2017
Una relación consumista
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Una relación consumista