Colaboradores

1 Dic 2018
Colaboradores | Por: John Guzmán

Consejos saludables para jóvenes optimistas

Resiliencia
De las reflexiones que tienen que esparcirse como estos vientos de noviembre están: ser perseverante, aún en los peores momentos de la vida y recordar que el esfuerzo destruye barreras y que, aplicándolo con constancia y sabiduría, se convierte en un excelente vehículo que conduce a la realización de lo que para muchos es imposible.  Los líderes persistentes saben que las circunstancias son transitorias y que se van modificando a medida que se actúa contra ellas. Cultivar la resiliencia en el fracaso y lo desmoralizante de vivir en un núcleo familiar deficiente se transforma en la clave para formar un espíritu firme con convicciones claras y definidas. La consecuencia positiva de estos períodos de tiempo difíciles es que se evitará a toda costa repetir la historia, lo cual genera un ciudadano dispuesto a triunfar, aún en medio de la devastación.

Autoestima

Abandonar el papel de víctima y manifestar dominio propio son señales significativas de autoestima.  Cuando uno se mira al espejo debe descubrir a quien goza de todos los mecanismos para alcanzar lo que se proponga.  Si la personalidad del joven contiene valentía y heroísmo, entonces ya se enteró que es responsable directo de su porvenir. En este punto, cobra sentido cuidar las decisiones, debido a que el bienestar o la ruina material y psicológica dependen de eso. De esta forma, el abordaje de las elecciones es un fundamental saber, el cual, dirige a la formación de guías económicos, artísticos, políticos y sociales. Un buen líder cuenta con una estima alta de sí mismo que se evidencia en sus ideas y proyectos inclusivos dirigidos a combatir la pobreza física y espiritual de su alrededor. Estos últimos, a través de su ejemplo, orientan a otros para buscar caminos productivos e ingeniosos.

Preparación para ganarte la vida

No se necesita de tanta ciencia para reconocer que los seres humanos son diferentes. Unos buscarán una educación basada en el pensamiento, mientras que otros disfrutarán hacer una actividad manual, lo cual es válido. Por esta razón, los jóvenes deben buscar, en lo posible, conocimientos y adquirir habilidades que construyan sus aspiraciones académicas, y de empleo. Una juventud justamente aprovechada es aquella en la que se acumulan herramientas que facilitan el desarrollo profesional.  Ganarse la vida involucra identificar tareas que despiertan pasión y compromiso. Por tanto, perseguir una ocupación laboral asociada, en menor o mayor grado, a los gustos y preferencias de cada individuo tiene sentido. Eso influenciará directamente la remuneración futura y la estabilidad económica y emocional de los muchachos y muchachas. Si bien es cierto que en la adolescencia no se cuenta con experiencia, si se poseen todas las características para descubrir los caminos del progreso, a través de la iniciativa propia y una proyección precisa.

Aplicar sabiduría en los campos de la vida hace falta. Pienso que se explica muy poco sobre cómo seleccionar las cuestiones que nos benefician y que ser persistente, y creativo ante los problemas es el principio del éxito. Nada de esto se produce dentro de los laboratorios científicos, sino que se da en el fenómeno que llamamos existencia. Enseñar a vivir y sonreír en el proceso escasea mucho actualmente.

9 Feb 2019
Fin de la cuenta regresiva electoral
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Fin de la cuenta regresiva electoral

3 Feb 2019
Escuela utópica o una misión
Colaboradores | Por: Gustavo Araniva

Escuela utópica o una misión

3 Feb 2019
Despidiendo el mes con motivación
Colaboradores | Por: John Guzmán

Despidiendo el mes con motivación

2 Feb 2019
No tan silencio y ciudadanía poderosa
Colaboradores | Por: Moises Castellanos

No tan silencio y ciudadanía poderosa