Colaboradores

12 Abr 2013
Colaboradores | Por: José Rengifo Arévalo

¿Cómo inicio mi propia empresa?

Al momento de graduarnos como licenciados, los jóvenes salvadoreños nos enfrentamos con la dura realidad de nuestro país: los empleos escasean y cuesta mucho posicionarse en alguna empresa. Pasamos meses enviando nuestro currículo a docenas de empresas, aplicamos a distintas plazas… y nada. Seguimos sin poder trabajar.

Alguna vez escuché decir que el país ideal es aquél en el que los jóvenes salen de la universidad, no a buscar trabajo, sino a generar nuevas fuentes de empleo. Parece entonces muy lógico preguntarse que si no hay empleo para nosotros, ¿por qué no incentivarnos a crear nuestras propias empresas?

Para quienes estemos dispuestos a dar este paso, debemos de saber que toda empresa formal pasa primero por constituir una Sociedad. Para ello, es importante que nos asesoremos con un abogado y notario que tenga la capacidad de podernos instruir en qué tipo de Sociedad es la que más nos conviene para nuestra idea de empresa en particular.

En El Salvador, las Sociedades se dividen en Sociedades de Personas y en Sociedades de Capitales. Las primeras suponen una confianza personal de los socios entre sí, por lo que los socios ingresan en consideración de las demás personas que integran la Sociedad. En consecuencia, los socios no pueden ceder o vender sus derechos sin el consentimiento de todos los demás (salvo que los socios dispongan lo contrario). Puedo resaltar en este ámbito la “Sociedad de Responsabilidad Limitada”, o “R.L.”

En cambio, en las Sociedades de Capitales no interesa quién es el socio o accionista, lo importante es “el capital”, el aporte económico que pueda hacer a la Sociedad. Cualquier persona puede llegar a ser socio (hasta un desconocido) y todo socio puede libremente vender o ceder sus acciones a otros, sin que los demás socios deban estar de acuerdo. La más común de este tipo de Sociedades es la famosa “Sociedad Anónima de Capital Variable”, o “S.A. de C.V.”

Tomando en cuenta que, en El Salvador, la mayoría de los jóvenes solemos iniciar una empresa con otros familiares o con amigos de confianza muy cercanos, en principio resulta más lógico que al momento de constituir una Sociedad, optemos por una Sociedad de Personas como la Sociedad de Responsabilidad Limitada, y no por una Sociedad de Capitales. Sobran los casos de estas empresas familiares en las que el ingreso de nuevos socios, no deseados por algunos, genera conflictos entre los otros socios, llevando la empresa finalmente a la ruina.

A pesar de todo lo anterior, sigue siendo muy común en la práctica que las pequeñas y medianas empresas se constituyan como Sociedades de capitales. Esto puede explicarse principalmente por la falta de asesoría jurídica calificada, por abogados y notarios que no se toman el tiempo de indagar las necesidades y la visión de su cliente, sino que únicamente se interesan por cobrar rápidamente por sus servicios.

No digo que en todos los casos sea mejor hacer una Sociedad de Responsabilidad Limitada en lugar de una Sociedad Anónima. Pero sí sostengo que en absolutamente todos los casos es necesario tomarse el tiempo de indagar y asesorarse antes para tomar una decisión bien informada y que brinde mayores beneficios al largo plazo.

Incluso quienes ya manejan una Sociedad Anónima y no acudieron a este tipo de asistencia jurídica están a tiempo de asesorarse para analizar los beneficios que pudieran tener como Sociedad de Responsabilidad Limitada. La Ley permite a los socios tomar el acuerdo de transformar la Sociedad, previo algunos pasos legales.

Yo invito a todos los jóvenes emprendedores a que tengan siempre esto muy en cuenta, así como a las empresas que ya funcionan en el mercado. Busquen abogados y notarios que estén interesados en acompañarlos durante todo su crecimiento empresarial y no solo en venderles un producto, cobrar, y desaparecer. Hay algunos despachos jurídicos en El Salvador que cuentan con mucha experiencia y respaldo que pueden poner a su servicio.

*Colaborador de MedioLleno

14 Oct 2017
Hay cortinas de humo en la política salvadoreña
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hay cortinas de humo en la política salvadoreña

8 Oct 2017
¡Asegurate!
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¡Asegurate!

7 Oct 2017
Seamos dueños responsables, no al maltrato animal
Colaboradores | Por: Diana García

Seamos dueños responsables, no al maltrato animal

1 Oct 2017
¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?