Colaboradores

1 Jul 2018
Colaboradores | Por: Luis Quintanilla

¿Cómo botar un gobierno en siete días?

En política nada está escrito, reza una vieja y acertada frase, y este mes pasado, en junio, España lo hizo realidad.

Un día después de la aprobación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, el Gobierno de Mariano Rajoy sufrió una herida de muerte. En cualquier democracia la aprobación del presupuesto nacional suele leerse como un mensaje de apoyo implícito al gobierno de turno. España lo creyó así, o al menos el gobierno del Popular Mariano Rajoy (popular en referencia a su pertenencia al Partido Popular).

Pero, la oposición liderada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y en cierta medida por el partido Unidos Podemos, fraguaba lo que sería la caída del gobierno popular. Un día después de la aprobación de los presupuestos, Pedro Sánchez secretario general del PSOE y ex candidato a dirigir el gobierno, presentó una moción de censura contra el gobierno de Rajoy por actos de corrupción.

Para contextualizarnos, en un sistema parlamentarista la moción de censura es el mecanismo que permite al Congreso exigir la responsabilidad política del Gobierno, mostrando su falta de confianza y forzando la sustitución del presidente del Ejecutivo. Si se logran reunir los apoyos necesarios.

Desde la presentación de la moción hasta la votación en el Congreso de Diputados pasaron apenas siete días, tiempo que fue suficiente para que Sánchez intentara reunir los votos necesarios para censurar el gobierno. Y Sánchez lo logró. El pasado 1 de junio recibió el apoyo de 180 diputados que votaron a favor de la censura, sobrepasando el mínimo de votos requerido de 176. Sin embargo, el Congreso se dividió y 169 diputados votaron en contra de la moción; entre ellos el PP y Ciudadanos. Este último había sido clave en la conformación del gobierno de Rajoy en 2016 y fue su aliado hasta la caída del gobierno popular.

Tras la caída del gobierno, todo el aparato ejecutivo se desintegró, sus ministros regresaron a sus tareas diarias fuera del ejecutivo, algunos de ellos como diputados en el Congreso, otros como líderes del PP en distintas ciudades de España. Por su parte, Rajoy no estuvo dispuesto a asumir la renovación del partido, por lo que ha dimitido del PP y de la política nacional. La censura del gobierno de Rajoy representa un hecho histórico en la era democrática española, siendo el primer gobierno en ser desarticulado por una moción de censura.

La otra cara de la moneda es Pedro Sánchez, quien ha sido investido de la confianza del Congreso de los diputados para asumir la presidencia del Gobierno de España, gracias al apoyo recibido por los partidos Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha pasado a ser el partido bisagra del Congreso español ya que, en opinión de muchos, sus votos  han sido la clave para que esta moción prosperara, así como lo fueron hace una semana para la aprobación del proyecto de presupuesto del Estado 2018 del gobierno de Rajoy.

Sin embargo, Sánchez no ha llegado la presidencia por elección directa de los españoles, sino que ha sido presidente gracias a una figura jurídico-técnica del sistema parlamentarista español. Y es que al presentar una moción de censura, la misma debe ir acompañada por una candidatura presidencial que reemplace la que está en proceso de censurarse.  

Para los países con sistemas presidencialistas como El Salvador, resulta bastante complicado entender cómo un presidente puede llegar a serlo sin pasar por las urnas. Sin embargo, en un sistema parlamentario como el de España, la última decisión la tiene el Congreso, quien da el voto de confianza al presidente propuesto por el Rey de España. Por esta razón, el gobierno de Sánchez es tan legítimo como lo fue en su momento el gobierno de Mariano Rajoy, ya que en ambas circunstancias su elección ha estado apegada a la ley.

16 Sep 2018
El Capital Social
Colaboradores | Por: Rodrigo Mundo

El Capital Social

8 Sep 2018
Por qué las mujeres tienen menos acceso a la justicia
Colaboradores | Por: Claudia Umaña

Por qué las mujeres tienen menos acceso a la justicia

2 Sep 2018
Aborto, privatizador del cuerpo de la mujer
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto, privatizador del cuerpo de la mujer

1 Sep 2018
Nuestros próceres terratenientes
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

Nuestros próceres terratenientes