Colaboradores

26 Mar 2017
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Centroamérica produce mucha comida, pero siempre se muere de hambre

El alza de los precios en los alimentos es un fenómeno de las sociedades que no es actual y que ha sido una problemática estructural de los estados, desde hace varios años. Es una problemática que se debe analizar a fondo desde sus causas, implicaciones y las estrategias para poder solucionar los problemas que surgen de este.

Las causas del alza de precios son variadas y muy complejas, puesto que afecta a la mayoría de estados de Latinoamérica y el Caribe. En Latinoamérica y el Caribe se tiene un nivel de producción de alimentos adecuada, pero esto sólo en promedio, dado que en países aislados de la misma región la historia llega a ser totalmente diferente.

Hablando de oferta y demanda de alimentos, podemos mencionar que la oferta es superior a la demanda, por lo que la disponibilidad de alimentos no es un problema en la región; pero, la realidad es otra. Nos encontramos que a pesar que en el promedio se tenga más alimento del que se necesita, en Centroamérica y el Caribe la historia es lo contrario, por lo que la importación de alimentos es necesaria para poder solventar la alimentación.

Cuando se trata de importar y exportar alimentos, esto implica un costo extra y aquí es donde interviene uno de los factores más determinantes en el precio y en la actual alza como es el combustible, y el costo del transporte.

La irregularidad en el precio del crudo hace que el costo de los alimentos sea muy variable a lo largo de los años, y cada vez que hay alza en el precio del mismo, los alimentos aumenten de precio.

Otro de los principales problemas es que a pesar que en Latinoamérica la producción de alimentos es mayor a la demanda, no todos los productos son utilizados para la alimentación humana.

Dado que en estos días el biocombustible está adquiriendo una gran importancia a nivel mundial, los países desarrollados cada día requieren más materia prima para la fabricación de estos combustibles, y estos son alimentos que podrían solventar los problemas alimentarios en la región, como son el maíz y la soya.

Esto se da porque los beneficios económicos son mayores y hace que la disponibilidad se vea aún más reducida, esto disminuye la accesibilidad y aumenta el precio de los alimentos.

Visto en forma superficial los gastos que genera al Estado podrían no considerarse importantes, más que los costos de importación para suplir la demanda de alimentos. Pero, como hablamos de un problema de accesibilidad a los alimentos, empeorado por el estado de pobreza general en toda la región que llega casi al 45% en algunos países, lleva a que las personas disminuyan su consumo de alimentos cuando estos aumentan su valor de mercado.

En consecuencia, la desnutrición es un problema que aumenta. Entre las principales consecuencias de la desnutrición en la población tenemos el aumento de enfermedades por el decrecimiento del estado de salud general de las personas, que entran en el círculo de la desnutrición-enfermedad. Esto aumenta los gastos a nivel salud y satura el mismo sistema.

No queda más que pensar en la solución de esto o al menos una iniciativa que disminuya la problemática. Las propuestas para la solución de esto deben ser integrales y completas, que abarquen a todas las carteras del Estado, la sociedad civil y la empresa privada.

En la mayoría de hogares rurales, en donde se produce una pequeña cantidad de alimentos, los alimentos comprados sigue superando por dos terceras partes los alimentos producidos; tomando los hogares del área rural, en donde no se produce alimentos el problema de disponibilidad a los alimentos se ve agravado. En este caso, incentivar la producción agraria en pequeño en las comunidades rurales podría, en medida, disminuir el problema de disponibilidad y accesibilidad a los alimentos.

Así mismo la focalización de los subsidios a los productores que lo necesiten, controlar el precio de los pesticidas, semillas en insumos para la siembra resulta fundamental en esta área.

Pero, la producción local en pequeño no basta para siquiera disminuir el problema, si no es acompañada de capacitación continua y educación. La educación alimentaria y nutricional es uno de los pilares fundamentales, que deben de ir de la mano con todas las políticas agrarias que planeen aumentar la disponibilidad y accesibilidad de los alimentos. Ya que hay lugares, en donde los alimentos están disponibles y son accesibles, pero no son consumidos por hábitos alimentarios inadecuados.

Por otro lado, el acceso al agua es uno de los puntos principales que deben de tomarse en cuenta, la ley del agua es necesaria para poder atacar este problema. El control del mercado de importación y exportación con leyes que eviten el Dumping y vigilen, y castiguen a los acaparadores es primordial. Con todo esto, se esperaría que se pueda solventar algunos de los problemas estructurales del alza del precio de los alimentos, dependiendo en menor medida de la importación y la compra de alimentos.

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN

25 Nov 2017
No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales

19 Nov 2017
La vida de un animal en El Salvador
Colaboradores | Por: Alejandra Machado

La vida de un animal en El Salvador