Colaboradores

11 Ene 2014
Colaboradores | Por: Gianfranco Giammattei

“Año Nuevo, Vida Nueva”

Siempre hemos escuchado este dicho: “Año nuevo, vida nueva”, más en esta época de comienzo de año. Este dicho se vuelve realidad no por ser un año nuevo, sino al trazar un camino con objetivos, metas y calendario para llevarlo a cabo.

 

Nuestra cultura salvadoreña es muy desordenada, somos desordenados, pero por allí pudiéramos comenzar. Este año pongámonos tres puntos en qué trabajar con metas bien concretas, no tiene que ser algo enorme.  Recordemos que en las cosas pequeñas se logran las grandes.

 

Al cumplir nuestras metas nos sentimos realizados y es como un escalón que hemos subido. Al haber subido este escalón, podemos subir otro más y así sucesivamente irnos superando.

 

Si nosotros cambiamos a ser personas virtuosas con metas, vamos a ir creciendo como sociedad y país. El primer cambio es el propio para cambiar una cultura. Cuando todos vivimos una virtud se vuelve algo natural e incluso el que no la vive, desencaja. Es una forma natural de encajonar a los demás hacia lo bueno.

 

Yo quisiera que como sociedad, trabajáramos tres puntos sencillos pero que nos benefician a todos:

 

1.     La diferencia al manejar: Si alguien me pide paso se lo doy, no me meto a la fuerza, no busco pelea con los demás, siempre actúo amable.

2.     Habla bien de los demás y evita la crítica: Somos un país dado al chambre. Es más fácil creer lo malo que lo bueno, y es más difícil decir lo bueno que lo malo. Nadie es perfecto, pero tenemos más cualidades que defectos. Al hablar bien de los demás vas a ver que no veías todas las cualidades en las personas. Es mucho más fácil destruir que construir.

3.     Eliminar resentimientos: Vivimos influenciados por un resentimiento social mal infundado. Todos seamos amables con todos y abiertos. Los salvadoreños tenemos una personalidad muy rica porque somos amables, eso nos dicen todo el tiempo los extranjeros. No dejemos que odios del pasado nos amarguen el presente. Evitemos todo comentario peyorativo referente a la clase social. Hay veces que juzgamos mal al no conocer a las personas. Seamos una sociedad inclusiva y no exclusiva.

 

Primero Dios nos pongamos a trabajar en estos tres puntos personales. Nadie es perfecto, pero podemos ser mejores. Recordemos que “Año nuevo, vida nueva” y que “a Dios rogando, pero con el mazo dando”.

 

*Colaborador de MedioLleno

27 May 2017
Unidos somos azules
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Unidos somos azules

27 May 2017
Desde El Salvador: carta a Leopoldo López
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Desde El Salvador: carta a Leopoldo López

21 May 2017
Un minuto puede cambiarte la vida
Colaboradores | Por: Diana García

Un minuto puede cambiarte la vida

21 May 2017
Los padres de la Patria
Colaboradores | Por: Karen Rivas

Los padres de la Patria