Colaboradores

6 Jun 2015
Colaboradores | Por: Mauricio Vásquez

Al fin los asesores

La sociedad civil salvadoreña tuvo que esperar la llegada de una nueva conformación parlamentaria y su consecuente Junta Directiva para que nuestra Asamblea Legislativa tomara una sabia decisión y comprendiera la necesidad de dar vistos de transparencia en una parte importante del quehacer de su gestión, dando a conocer la lista de nombres, salarios de sus asesores y el grupo parlamentario al que pertenecen.

En el año 2013, los mismos diputados que aprobaron por unanimidad la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) se negaron a cumplirla y ocultaron el listado de asesores de cada fracción política, aduciendo invasión al derecho a la intimidad de las personas, a pesar de que la LAIP dispone que es información oficiosa y que el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) ordenara la publicación de la misma. Pero al parecer resultó más fácil recurrir a mecanismos legales para retrasar indefinidamente el cumplimiento de la Ley.

Es una excelente señal de transparencia y cambio de rumbo en el tema de acceso a la información pública que una de las primeras decisiones administrativas tomadas por la señora presidenta del Órgano Legislativo sea la de publicar la nómina de asesores. Ahora, los salvadoreños sabemos en quiénes se invierten parte de los impuestos que pagamos y en qué personas depositan los partidos políticos la confianza para que sus diputados reciban tales asesorías. El siguiente paso sería conocer en detalle la labor que estos realizan.

El aspecto más importante del caso en mención no es conocer per se la lista de asesores, lo cual podría caer incluso en un mero morbo político intrascendente, sino el análisis que de ella deviene, y que cada ciudadano se encargará de realizar. Ahí radica justamente la importancia del acceso a la información pública, en la transformación de esa información en opinión, crítica y discusión de temas importantes de país y que nos afectan a todos y todas.

En gran parte, esta victoria de la transparencia es gracias a que la sociedad civil se interesó y no quitó el dedo del renglón ante la negativa de dar a conocer la nómina de asesores legislativos y a que los medios de comunicación se mantuvieron pendientes de derribar las barreras necesarias, para que al fin esta emblemática y cuestionada lista saliera a la luz.

Ojalá que más instituciones públicas que hasta ahora se han mostrado reacias a cumplir con la LAIP tomen ejemplo de este cambio significativo y se convenzan de que la transparencia es una excelente apuesta, que el funcionario público que rinde cuentas de su administración y no tiene miedo de que se conozca su gestión de cara al ciudadano, representa el perfil de servidor público que nuestro país necesita para salir adelante.

Aún quedan temas pendientes dentro del Órgano Legislativo y que tienen gran relevancia a nivel nacional, como la de transparentar las fuentes de financiamiento de los partidos políticos representados dentro del mismo, lo cual aportaría significativamente al fortalecimiento de la democracia y la transparencia del sistema partidario, además facilitaría la capacidad de auditoría social de sus afiliados y ciudadanía en general, evitando que el origen y destino de los fondos sea obscuro y proclive a ser penetrado por estructuras delictivas.

18 Nov 2018
PAES?¿Qué hay detrás de los resultados de la PAES?
Colaboradores | Por: Walter Iraheta

PAES?¿Qué hay detrás de los resultados de la PAES?

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI