Ayudando

20 Nov 2013
Ayudando | Por: Gabriela Bolaños Pacas

Y tú, ¿qué les dirías a los políticos?

Hace algunos meses me preguntaron: “¿Si pudieras dirigirte a los políticos, qué les dirías?” No tenía tiempo para preparar una respuesta y estaba frente a muchas personas. Terminé contestando algo vago y cuidadoso, relacionado con escuchar propuestas y pensar en los más necesitados.  Me arrepentí después, porque no todos los días se tiene la oportunidad de dirigirse a esa audiencia. Afortunadamente, cuento con este espacio para reformular mi respuesta.

¿Si pudieras dirigirte a los políticos, qué les dirías?

Solo soy una estudiante y sé que me falta mucho por aprender. Ante mi falta de preparación entiendo que no soy quién para juzgarlos o decirles qué hacer. Creo que el primer error que cometen algunos de ustedes es ponerse en posiciones para las que no están preparados, y el resultado es un gobierno que no siempre está conformado por las personas más competentes.

No conozco a todos los políticos, evidentemente, y de por sí me gusta pensar lo mejor de las personas. Sé que muchos son trabajadores y tienen deseos auténticos de sacar adelante al país, pero la verdad es que hay algunos que no caben en esta descripción, porque esto de “salir adelante” no se está dando como quisiéramos.

Conozco a personas que viven en barrancos (literalmente), personas que no tienen dinero para curar sus enfermedades, madres que perdieron a sus hijos por causa de la violencia, entre otras miles de situaciones difíciles. Los salvadoreños somos gente con ganas de vivir mejor, un sueño a veces obstaculizado por la falta de oportunidades y apoyo de su parte. Vivimos en un país donde es más común un triple homicidio que la inauguración de un nuevo negocio, parece que hay más hoyos en las calles que medicinas en los hospitales, y la tasa de crecimiento económico no alcanza ni el 2%. Puede que estemos “mal”, pero tenemos todos los medios para estar mejor…

Hay una Constitución de la que han nacido todas nuestras leyes, que defienden la vida y los derechos naturales de las personas. Hay un sistema tributario que alimenta los fondos públicos, diseñado para que quien gane más, dé más, y quien gane poco no dé nada. Hay un órgano ejecutivo dividido en ministerios que se enfocan en áreas específicas, con miles de empleados públicos e infraestructuras al servicio de la población. Hay más de 20,000 kilómetros cuadrados de territorio, y seis millones de salvadoreños viviendo y trabajando en él. Eso me hace pensar que si las cosas no van tan bien es por deficiencia de algunos de ustedes, y no del sistema. Quizás las decisiones que se han tomado desde sus posiciones no han sido las más adecuadas o éticas.

Creo que la razón de ser del gobierno puede reforzarse. Si ustedes ocupan posiciones en el gobierno (o aspiran a ellas) es porque tienen fortalezas que les permitieron llegar hasta allí. Explótenlas, pónganlas al servicio de los demás, pero lo más importante: reconozcan también sus debilidades, porque esas no las merecemos los salvadoreños.

Mientras crezco y me formo como profesional, no quiero que mi “saber” se nuble de chambres, compra de voluntades, sospechas e incoherencias, que es lo que reflejan nuestros medios de comunicación, casi siempre, cortesía de ustedes. De allí nace la apatía de los jóvenes, el desaliento de los empresarios y la falta de inversión extranjera.

El objetivo de su trabajo es sacar adelante a El Salvador, no su sueldo, su imagen o sus deseos inmediatos, aunque esto ya lo saben. Dicen que darnos a los demás nos hace felices, y ustedes pueden (o aspiran a) darse a seis millones de personas. Si darse a los demás no los hace felices, el gobierno, cuya razón de ser es la justicia social, probablemente no es un lugar para ustedes.

Todos tenemos derecho a una vocación que nos llene plenamente, que nos permita dormir con una conciencia tranquila y trabajar motivados por la satisfacción de haber hecho algo de la mejor forma que pudimos. Dense la oportunidad de vivir así. Si no la encuentran en la política, denle la oportunidad a alguien más… Hay demasiada necesidad en el mundo como para que nos demos el lujo de ser mediocres.

  • ESCORPIO

    Realmente,estoy admirada, sorprendida. Mucho tiempo a pasado sin que alguien y sobre todo siendo tan joven se expresara con tanta claridad y sencillez .Conserva esa suavidad para decir las cosas fuertes, cómo se tienen que decir. LOS SALVADORENOS ya un poco mayores que tu, nos sentimos frustrados y muy enojados por eso somos majaderos para expresarnos. Hemos puesto esperanzas en uno y otro político y nos han defraudado de la manera mas VIL. Queremos que la situación cambie para que todos tengamos oportunidades y sembrar hermandad; pues solo se a sembrado odio entre clases sociales y económicas. Como se podrá sacar adelante lo que se odia???? Como tu bien decís dediquémonos cada uno al trabajo que bien hacemos. Amemos nuestras obras y buen servicio a los demás. Que Dios proteja nuestra patria y que los jóvenes se preparen para tras formarla en dignidad para todos. Y a ti gracias ,que nada ni nadie te detenga seguí adelante y luchemos por ser libres de pensamiento.

  • Jaime Ayala

    Por ahí leí algo que creo yo les diría: “Te reto a vivir un mes con el salario de mi padre”. Todo el texto tiene frase muy buenas e impactantes. Me gustó.

  • Carolina Aguilar

    Muy bonito y profundo Gabriela, ojala ellos puedan leer esto 🙂

  • Mario Fuentes

    El gran problema siempre han sido las extremas

  • Patricio Molina Barrera

    Creo que muchos de estos artículos están sesgados, pero este si me gusto mucho.

  • Héctor

    “Hay demasiada necesidad en el mundo como para que nos demos el lujo de ser mediocres” Me quedo con eso, muchas gracias.

17 Ene 2017
Más de 96 municipios beneficiados con esta fundación
Ayudando | Por: Redacción

Más de 96 municipios beneficiados con esta fundación

10 Ene 2017
Más de 40 años preocupados por dar techo a los salvadoreños
Ayudando | Por: Redacción

Más de 40 años preocupados por dar techo a los salvadoreños

3 Ene 2017
Estos bebés necesitan tu ayuda ¡dona yá!
Ayudando | Por: Redacción

Estos bebés necesitan tu ayuda ¡dona yá!

20 Dic 2016
Casi 15 años forjando el carácter para una sociedad más humana
Ayudando | Por: Redacción

Casi 15 años forjando el carácter para una sociedad más humana