Ayudando

3 Oct 2013
Ayudando | Por: Eugenia Valdez

Reflexionando sobre institucionalidad

Hace un par de días, realizando un proceso de aplicación, se me hizo una pregunta que me llevó a reflexionar. La pregunta era algo así: ¿En qué área o sector le gustaría hacer un impacto positivo en su país y qué proyecto pondría en marcha para lograrlo? Claro, me imagino que al igual que muchos ustedes una pregunta como esta me llevo a imaginarme innumerables posibilidades. En un país como el nuestro en donde el camino de aspectos “a mejorar” es mucho más largo que el camino de “lo logrado”, las áreas o sectores necesitados de impactos positivos abundan.

Mi primera opción, como quizá la de muchos, fue el área de educación. Proyectos de becas para alumnos o apoyo a escuelas rurales fueron entre los temas que en un principio analice. Luego me acorde de las noticias que constantemente recibimos del sector salud y las miles de necesidades que existen en los hospitales: escases de medicinas, falta de infraestructura adecuada y equipo médico desfasado, entre otros. Luego de una intensa lluvia de ideas para abordar el tema planteado llegué a la conclusión que muchos de los aspectos a mejorar en el país pueden ser trabajados desde la perspectiva de institucionalidad.

¿Cómo así? En mi opinión, los pocos recursos con los que cuentan los diversos sectores del país y los problemas que impiden un correcto desarrollo en las diferentes áreas (ya sea educación, salud o cualquier otra) se deben, en la mayoría de los casos, a mala administración y corrupción. En ese sentido, llegué a la conclusión que el mejor camino por donde empezar es fortaleciendo la institucionalidad del país y exigiendo una correcta actuación por parte de los funcionarios encargados.

Mi proyecto, de llegar a ser realidad, se enfocaría en educar a la población en temas de gobernabilidad, democracia y derechos, buscando así crear una masa crítica que pueda exigir y luchar por procesos de rendición de cuentas y respeto al estado de derecho. Con eso, buscaría crear un efecto cascada en donde la sociedad civil exija a los funcionarios la correcta administración de los diferentes sectores del país y eso llevaría a un mayor desarrollo de cada una de las áreas.

Se estarán preguntando ¿por qué les cuento esto? La respuesta es muy sencilla. Estoy convencida de que si todos nos tomamos el tiempo de reflexionar sobre la pregunta planteada podríamos activar, cada uno en su área de interés y según sus conocimientos, una serie de proyectos que podrían ayudar a crear el país que todos nos imaginamos. Porque sé que el salvadoreño es trabajador y lo único que necesita es tener una pequeña iniciativa para realizar grandes cosas. Y, por último, porque no se trata de que todos crean en una misma idea y trabajar en un mismo proyecto, sino en reconocer y aceptar la diversidad de pensamientos y apoyarnos mutuamente para alcanzar un mejor futuro.

Por eso, los invito a hacernos esa pregunta que se me hizo a mí y a soñar un poco. Dejemos correr la imaginación porque sé que todos tenemos una visión del país en el que queremos vivir y en el cual quisiéramos que nuestros hijos vivieran. Reflexionemos, cada uno desde nuestras posibilidades, en qué área o sector nos gustaría hacer un impacto positivo en nuestro país y llevemos esas reflexiones a acciones.

11 Oct 2017
¿Te imaginás contribuir a la mejora del país trabajando todos juntos? Así trabaja esta fundación
Ayudando | Por: Redacción

¿Te imaginás contribuir a la mejora del país trabajando todos juntos? Así trabaja esta fundación

6 Oct 2017
Así se lanzó la campaña de “Cabello por Sonrisas” ¿Ya sabés de que trata?
Ayudando | Por: Redacción

Así se lanzó la campaña de “Cabello por Sonrisas” ¿Ya sabés de que trata?

2 Oct 2017
¿Querés saber cómo colaborar con una causa social? Leé más
Ayudando | Por: Redacción

¿Querés saber cómo colaborar con una causa social? Leé más

20 Sep 2017
Por quinto año consecutivo vuelve Salvadoreño Comprometido ¡Sabé de qué trata!
Ayudando | Por: Redacción

Por quinto año consecutivo vuelve Salvadoreño Comprometido ¡Sabé de qué trata!