Ayudando

26 Ago 2014
Ayudando | Por: Alejandra Peña

Migración infantil

Es importante exigir y esperar más de nuestro gobierno y país para mantener a las familias unidas y seguras.

Estudios y estadísticas han comprobado que mantener estabilidad y unidad en el hogar es de los factores mas importantes para el desarrollo de una persona, especialmente en su infancia y juventud. Cuando estamos pasando por las diferentes etapas del desarrollo, cierta estabilidad externa es vital para un buen desarrollo social y psicológico. Sin embargo, en los últimos años ha incrementado el número de familias en nuestro país que deciden salir en búsqueda del “sueño americano”.

Este sueño no es como lo era hace unos años. Debido a cambios en las leyes y nuevos acuerdos, más padres mandan a sus hijos menores de edad de manera indocumentada a los Estados Unidos. Estadísticas de agencias americanas de seguridad en las fronteras muestran un incremento drástico durante los últimos cinco años en el número de menores intentando entrar al país sin ser acompañados por sus padres o guardianes. Solo en lo que va de este año, ha habido un incremento del 99 por ciento de menores no acompañados que han sido tomados bajo custodia americana.

Menores canadienses y mexicanos pueden ser regresados a sus países de manera rápida y segura cuando son capturados, pero para otras nacionalidades -incluyendo salvadoreños- el proceso es diferente. Son custodiados bajo el “Office of Refugee Resettlement”, donde son refugiados y cuidados hasta que sean tomados por familiares en Estados Unidos o los ponen en colocación familiar mientras esperan la decisión sobre poder permanecer en el país. Eventualmente, la mayoría de niños indocumentados que no vienen acompañados se quedan en Estados Unidos pidiendo asilo de sus países violentos.

Por esta oportunidad, y la posibilidad de eventualmente convertirse en ciudadanos al ser adultos, más y más padres de familia toman la decisión de enviarlos solos y aprovechar las posibilidades que tendrían de permanecer en el país. De todos los niños que son capturados cruzando la frontera, casi un tercio de ellos son salvadoreños, seguido por hondureños o guatemaltecos.

Sin embargo, el cumplir este “sueño” buscando mejores y nuevas oportunidades tiene muchos riesgos para ese niño o niña que es enviado solo. La trayectoria puede ser físicamente difícil y accidentes tienden a ocurrir. Existe un alto riesgo de ser abusados en el recorrido y muchas niñas y adolescentes pueden ser utilizadas o llevadas a la prostitución o incluso llegar a la esclavitud sexual.

Debemos preguntarnos si todos estos riesgos verdaderamente valen la pena. Muchos de estos niños están siendo enviados por su familia por miedo en nuestro país. Son enviados para evitar amenazas, a las maras o los altos índices de crimen en nuestro país. Estas familias no se sienten seguras y prefieren enviar a sus hijos en búsqueda de algo mejor, pero ¿vale la pena el riesgo y el daño psicológico que se puede causar a un menor? ¿Vale la pena separar a la familia por la posibilidad de tener una mejor vida lejos de su núcleo familiar y ambiente?

Muchos pueden argumentar que la mayoría de estos niños podrían igual ser separados por violencia permaneciendo en El Salvador; pero de ser así, los padres están presentes y pueden cuidar a sus hijos y motivarlos a superarse en su país natal, como familia. Si analizamos el incremento de niños que están entrando a Estados Unidos, se puede concluir que tal vez muchos padres ven esto como la opción más fácil y ven la oportunidad de recibir educación y eventualmente un trabajo mejor pagado. Pero, ¿vale la pena desprender a un niño de su familia? Ahora tal vez no podamos ver las consecuencias porque es una tendencia que actualmente está creciendo, pero un es muy importante que un niño tenga estabilidad y, especialmente a su familia en su niñez y adolescencia. Al alejarlo de esto, pueden desarrollarse consecuencias psicológicas y sociales que perjudiquen al niño o niña.

¿Qué podemos hacer para evitar este tipo de situaciones? ¿Es realmente la mejor opción que nuestros ciudadanos que no se sienten seguros tienen? El primer paso que como país debemos tomar es brindar un sentimiento de seguridad a la mayoría de la población y más oportunidades para todos los ciudadanos. La necesidad de educación es algo que no se puede negar en nuestro país. Los padres deberían reconocer la importancia de mantener una familia unida y los niños y jóvenes deberían tener la oportunidad de acceder a educación y cumplir sus metas.

Es importante exigir y esperar más de nuestro gobierno y país para mantener a las familias unidas y seguras.

 

22 Mar 2017
¿Te interesa trabajar? Averiguate sobre esta organización y preparate para el mundo laboral
Ayudando | Por: Redacción

¿Te interesa trabajar? Averiguate sobre esta organización y preparate para el mundo laboral

14 Mar 2017
Solo tenemos un planeta y esta organización lo sabe, colaborá vos también
Ayudando | Por: Redacción

Solo tenemos un planeta y esta organización lo sabe, colaborá vos también

28 Feb 2017
Mascotas en abandono encuentran un hogar gracias a esta fundación ¡sumate a la causa!
Ayudando | Por: Redacción

Mascotas en abandono encuentran un hogar gracias a esta fundación ¡sumate a la causa!

21 Feb 2017
Conocé esta organización y colaborá en pro de la niñez en El Salvador
Ayudando | Por: Redacción

Conocé esta organización y colaborá en pro de la niñez en El Salvador