Ayudando

22 Ago 2013
Ayudando | Por: Eugenia Valdez

Dos días con la tierra

Por octavo año consecutivo, la Organización Internacional Nueva Acrópolis junto con Fundación Coatepeque y el apoyo de empresas privadas, como Avianca, Radio Eco, Cool y Parker Music Hall, movilizaron voluntarios de universidades, institutos, colegios y amigos en general para la siembra anual de árboles en la Cuenca de Coatepeque. Es una tradición en la cual año con año voluntarios de Nueva Acrópolis y Fundacoatepeque han entregado su esfuerzo por medio de la actividad “Dos días con la tierra”, para recuperar la reserva ecológica perdida en la zona.

El área fue deforestada con la erupción del volcán de Ilamatepec en el año 2005, destruyendo la vegetación y dejando ceniza y roca volcánica en la zona. Por eso surgió la iniciativa de crear un vivero en la zona, para que los árboles tuvieran más oportunidades de sobrevivir. Con el esfuerzo constante y el amor al medio ambiente, miles de árboles han sido sembrados desde el 2006 por cientos de jóvenes voluntarios y amigos.

 

Este año, la actividad fue concebida para ser “menos masiva” que las anteriores. Pero una vez más, los salvadoreños demostraron una inmensa generosidad. El evento se llevó a cabo el día domingo 28 de julio y la jornada inició a las 7:00 a.m. con el entusiasmo y la entrega de más de 600 voluntarios, a quienes se les proporcionó transporte y ellos, a cambio, entregaron su tiempo.

Con el trabajo en equipo se logró la meta de sembrar mil 200 árboles, entre ellos madre cacao, cortés blanco y otras especies que se dan en la zona. Fueron tres horas de siembra en la cual el sol, el camino y el cansancio no fueron  obstáculo para las familias, niños y jóvenes que dieron su mayor esfuerzo para contribuir al medio ambiente. Después de varias siembras y cuidados en la zona, se ha logrado crear un bosque que beneficia a todas las comunidades aledañas.

 

Como parte de las actividades, se impartieron charlas informativas con las cuales se buscaba concienciar a los participantes sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y las diversas formas de cuidar la naturaleza. Se busca también trabajar con los jóvenes líderes a quienes un día antes de la siembra se les explicó la metodología y mística de la actividad para que puedan trasmitirla a los demás voluntarios. Con esto se alcanzan mejores resultados. Al final, se crea el compromiso de seguir participando en la actividad que se realiza año con año y de poder sumar a más personas a la iniciativa.

Para la Asociación, lo más importante de esta oportunidad es sembrar valores a través de la generosidad, incentivando a todos los jóvenes a salirse de su confort y levantarse temprano para ir a sembrar. Ellos se encargan de la logística y la organización del evento pero son los voluntarios quienes sacan adelante la actividad. Son los actores principales en el cambio tan positivo que se genera en la sociedad.

 

“En el momento de la siembra no hay diferencias de sexo, edad, ideología. Lo único importante es que juntos estamos unidos a una causa noble. Así, yo me vuelvo mejor persona”. Para participar  de estas actividades o solicitar mayor información puedes contactar por medio del teléfono 2223-1399 o en www.acropolis.org.sv. Facebook: acropolisSV y Twitter: @acropolisSV.

 

22 Mar 2017
¿Te interesa trabajar? Averiguate sobre esta organización y preparate para el mundo laboral
Ayudando | Por: Redacción

¿Te interesa trabajar? Averiguate sobre esta organización y preparate para el mundo laboral

14 Mar 2017
Solo tenemos un planeta y esta organización lo sabe, colaborá vos también
Ayudando | Por: Redacción

Solo tenemos un planeta y esta organización lo sabe, colaborá vos también

28 Feb 2017
Mascotas en abandono encuentran un hogar gracias a esta fundación ¡sumate a la causa!
Ayudando | Por: Redacción

Mascotas en abandono encuentran un hogar gracias a esta fundación ¡sumate a la causa!

21 Feb 2017
Conocé esta organización y colaborá en pro de la niñez en El Salvador
Ayudando | Por: Redacción

Conocé esta organización y colaborá en pro de la niñez en El Salvador