Ayudando

31 Mar 2015
Ayudando | Por: Alejandra Peña

Cambiando vidas vía educación

El programa ¡Supérate! inició como una iniciativa de la Fundación Sagrera Palomo en el 2004, al ver la necesidad de mejorar la educación de los jóvenes de bajos recursos en nuestro país. El programa vio una necesidad importante especialmente en las áreas de inglés, valores y computación. Basándose en estas necesidades más específicas, la Fundación Sagrera Palomo decidió fundar un centro piloto, Centro ¡Supérate! Hilasal, para impartir capacitación de alta calidad en inglés, computación y valores. Se buscaba atraer a los alumnos con mejores promedios en las escuelas de la zona que también tuvieran buen potencial y que buscaran superarse personalmente. El año pasado este centro celebró sus 10 años y ahora ¡Supérate! cuenta con un total de diez centros, siete en El Salvador dos en Panamá y uno en Nicaragua.

Como visión, la organización espera ser un programa de excelencia académica que contribuya a elevar el nivel educativo de la juventud de escasos recursos económicos de Centroamérica; con el fin de brindarles nuevas y mejores oportunidades de vida a través de la capacitación de alta calidad en inglés, computación y valores. Adicionalmente, la misión de ¡Supérate! es desarrollar jóvenes con potencial y deseo de superación personal, para que a través de una formación integral puedan optar a mejores oportunidades de formación profesional y de trabajo, para mejorar su calidad de vida y su entorno. Se busca trabajar y formar excelentes valores en los jóvenes como la superación, excelencia, solidaridad, integridad y liderazgo. Dado el éxito y crecimiento de esta organización, es importante que entendamos en que consisten sus programas y por qué ha tenido un impacto tan positivo en la educación de jóvenes Salvadoreños.

El programa ¡Supérate! recluta a jóvenes de institutos públicos, de bajos recursos, pero sobresalientes en sus estudios, para formar parte de sus centros. Durante los tres años de noveno a onceavo grado, los jóvenes atienden a su instituto ya sea por la mañana o por la tarde, y la otra mitad del día atienden al centro ¡Supérate! para recibir clases. Todos los jóvenes de octavo grado de institutos públicos pueden aplicar para el centro de su zona siempre y cuando cumplan con los requerimientos. El proceso comienza a mediados del año y cada estudiante que aplica debe pasar un estudio socioeconómico, cumplir con el requisito de notas de alto nivel y pasar una serie de entrevistas. Cada centro ¡Supérate! sirve por zona geográfica, por ejemplo, ¡Supérate! ADOC está localizado en Soyapango y recluta y trabaja con jóvenes de esa zona.

Como se ha explicado, durante el programa ¡Supérate! el enfoque de trabajo es en valores, Inglés y computación. Asimismo se imparten herramientas relevantes y necesarias para el mundo laboral de hoy en día y también se realizan pruebas psicológicas de aptitud a los jóvenes para poder guiarlos a la mejor carrera de acuerdo a sus habilidades y posibilidades. Por ejemplo en ¡Supérate! Merlet, se les proporciona un coach vocacional mensual o bimensual; estas son sesiones uno a uno, donde se analiza sus deseos de carrera, sus habilidades, la realidad del país y demanda laboral. A partir de estas reuniones se crea un plan A, B, y C con una línea de tiempo a seguir para no perder de vista la meta: seguir estudiando. Todo esto se hace con el fin de tener un plan acertado de carrera con el cual tenga la mayor posibilidad de tener una fácil inserción al mundo laboral y poder contribuir a su familia y mejorar su calidad de vida. A los que por una u otra razón deben de trabajar, se les ayuda con su CV y se refuerzan las habilidades y técnicas de como conducirse en entrevistas.

Al terminar el programa en onceavo grado, se incentiva a los jóvenes a continuar sus estudios universitarios, sin embargo, la realidad de muchos de ellos es que deben trabajar y algunos estudiar y trabajar para poder ayudar a su familia. Aquellos que se ven necesitados de ingresar al mundo laboral después de graduarse bachillerato y ¡Supérate! van mejor preparados para enfrentar e ingresar al mundo laboral y encontrar mejores oportunidades de empleo gracias a su conocimiento en inglés e informática. En ciertos centros, como ¡Supérate! Merlet, existe un fondo de becas, el cual se consigue por medio de donaciones externas, ya sean personas particulares o empresas que apoyan la misión de ¡Supérate!

¡Supérate! ha alcanzado una meta impresionante, ha logrado que muchos jóvenes de escasos recursos pero con un alto rendimiento académico alcancen su verdadero potencial, sobresalir y superarse a si mismos. Además de proporcionarles oportunidades incomparables, como participar en foros internacionales en Estados Unidos, también logran tener acceso e información a becas universitarias y otras oportunidades para seguirse superando.

Un aspecto importante y que le ha dado muchas oportunidades a ¡Supérate! es el hecho que es una iniciativa de Responsabilidad Social; cualquier empresa o fundación puede aplicar para poder adoptar la franquicia ¡Supérate! y abrir un centro para ayudar a jóvenes de bajo recursos. La Fundación Sagrera Palomo junto con FEPADE han desarrollado manuales de marca y seguimiento para que los centros, procedimientos, clases y el programa cumpla con ciertos requerimientos. Cuando una empresa o fundación adopta la franquicia ¡Supérate!, esa empresa o fundación es responsable de financiar y cumplir con todos los manuales de marca y requerimientos de la organización. Los maestros y otros profesionales que imparten clases en el centro ¡Supérate! tienen un salario que la empresa o fundación es responsable de proporcionar ya que el funcionamiento completo de ¡Supérate! es financiado por quien adopte la franquicia. Algunas empresas y fundaciones Salvadoreñas que han adoptado esta franquicia como parte de su responsabilidad social son ADOC, CASSA, HILASAL, Merlet y Fundación POMA.

La educación es clave para el desarrollo de nuestro país y ¡Supérate! ha hecho realidad una visión clara y eficiente. Diez años después de su comienzo, esta franquicia social ha beneficiado a 2,200 jóvenes de bajos recursos. La mayoría de la juventud Salvadoreña no tiene los medios y recursos para poder alcanzar sus metas académicas y profesionales y ¡Supérate! ha logrado mejorar las oportunidades de esta población Salvadoreña. Junto con sus aliados y gran equipo de trabajo continúan creando oportunidades para que jóvenes se superen y mejoren la educación que reciben. Es algo admirable el trabajo que han logrado hacer y que continúan haciendo; y un gran beneficio es que cualquier empresa o fundación puede adoptar esta franquicia social y así ayudar a la juventud necesitada de nuestro país.

Para poder aprender más sobre el trabajo que ¡Supérate! hace:

http://www.superate.org.sv/

Twitter: @PESuperate

Instagram: @pesuperate

Facebook: https://www.facebook.com/PESuperate

YouTube: https://www.youtube.com/user/ProgramaSuperate

4 Sep 2018
Concurso de oratoria da a jóvenes la oportunidad de seguir con sus estudios universitarios
Ayudando | Por: Redacción

Concurso de oratoria da a jóvenes la oportunidad de seguir con sus estudios universitarios

15 Ago 2018
Fundación se une al gobierno de Estados Unidos y la municipalidad en pro de las comunidades vulnerables
Ayudando | Por: Redacción

Fundación se une al gobierno de Estados Unidos y la municipalidad en pro de las comunidades vulnerables

13 Ago 2018
Fundación se une al gobierno de Estados Unidos y la municipalidad en pro de las comunidades vulnerables
Ayudando | Por: Redacción

Fundación se une al gobierno de Estados Unidos y la municipalidad en pro de las comunidades vulnerables

27 Jul 2018
Acá te decimos cómo podés nominar a tu Salvadoreño Comprometido
Ayudando | Por: Redacción

Acá te decimos cómo podés nominar a tu Salvadoreño Comprometido